Egipcios votan por presidente en segundo y definitivo día

La jornada final de la segunda vuelta abrió con el mismo ambiente de tranquilidad y de vigilancia policial y militar, pero con miembros de la campaña del exmilitar Ahmed Shafiq azuzando desconfianza sobre el futuro de Egipto bajo el islamista Mohamed Morsy

Autor:

Prensa Latina

El Cairo, 17 jun El temor fantasmagórico a reinstaurar un pasado reciente carente de libertades o vivir en un Estado islámico intolerante divide hoy a los egipcios en el segundo y último día de votación para elegir el presidente.

La jornada final de la segunda vuelta abrió con el mismo ambiente de tranquilidad y de vigilancia policial y militar que el sábado, pero con miembros de la campaña del exmilitar Ahmed Shafiq azuzando desconfianza sobre el hipotético futuro de Egipto bajo el islamista Mohamed Morsy.

El recurso de la "campaña sucia" o propaganda proselitista fuera de colegios electorales y por redes sociales de Internet resurgió con fuerza, a pesar de estar prohibido por ley y de que la Comisión Suprema Electoral Presidencial (CSEP) denunció ayer numerosas violaciones.

Apenas 45 minutos después de abrir los 13 mil 99 locales de votación, activistas afín al exprimer ministro Shafiq y, por extensión, al depuesto Hosni Mubarak, empezaron una campaña de difamación contra la Hermandad Musulmana (HM), que postula a Mosry.

Un video en Internet advirtió a los egipcios que la HM «está tratando de convertir al país en otro Irán», en alusión al sistema político regido por patrones religiosos en la República Islámica.

Y es que Shafiq, quien se ha referido a Mubarak como un "modelo a seguir", apostó por animar el miedo de muchos cristianos coptos y laicos con el argumento de que la cofradía musulmana procurará imponer la Sharía (ley islámica) como fuente de derecho y limitar libertades.

La HM, por su lado, toma como asidero el generalizado rechazo al régimen de Mubarak y se empeña en presentarse como heredera de la revolución (como llaman a la revuelta popular que lo derrocó en 2011), aunque se sumó de modo tardío a ese reclamo de cambios democráticos.

El marcado nivel de incertidumbre incidió en la discreta afluencia de votantes a las urnas ayer, cuando hubo un significativo control de policías y militares ante temores de los islamistas de que pudiera cometerse fraude por distintas vías.

El secretario general de la CSEP, Hatem Bagato, informó este sábado que ordenó arrestar a personas que vendieron o distribuyeron bolígrafos cuya tinta se hace invisible minutos después de escribir, pues se pudo utilizar para manipular el voto en contra de un determinado candidato.

Sin embargo, pese a que el presidente de la instancia electoral, Farouq Sultan, afirmó que la jornada fue exitosa en "un 90 por ciento", denunció irregularidades de ambos candidatos, aunque evitó citarlos.

El Ministerio del Interior confirmó que más de medio centenar de personas fueron detenidas por violaciones legales, básicamente hacer proselitismo fuera de colegios electorales, y el Ministerio de Salud confirmó 35 personas heridas o aquejadas de algún problema de salud.

De acuerdo con el movimiento 6 de Abril, 30 de sus miembros fueron detenidos varias horas por hacer "campaña ilegal" al enarbolar pancartas con fotos de algunos muertos por la represión policial bajo el régimen de Mubarak, llamados aquí mártires de la revolución.

Oficiales de la policía dijeron a los activistas que "la revolución acabó" y que "el circo terminaría después de las elecciones", aseguró la organización juvenil interpretando que una hipotética victoria de Shafiq sofocará las expresiones de descontento de los anti-Mubarak.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.