Desempleados toman las calles de Madrid

Los participantes llegaron desde ciudades como Barcelona, Córdoba, Zaragoza y el Bajo Aragón gritando la consigna de «Basta de ladrones»

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, julio 21.— «Nos hunden el país», «A la guillotina», «Basta de ladrones» fueron algunas de las consignas a viva voz y en pancartas que agitaron este sábado los participantes de la llamada Marcha de los Parados, llevada a cabo en esta capital por los desempleados, llegados desde varios puntos del país ibérico luego de un mes de caminata.

La marcha de los sin trabajo recibió este sábado un cálido respaldo en Madrid, desde el Paseo del Prado hasta la emblemática Puerta del Sol, donde se concentraron al son de los aplausos en el anochecer.

Durante todo el sábado, las marchas fueron llegando a la ciudad desde regiones como Barcelona, Córdoba, Zaragoza o el Bajo Aragón.

Los manifestantes pasaron frente al Ministerio de Empleo, y allí pidieron a gritos a los funcionarios que se marchen, y también atravesaron las aceras del Paseo de la Castellana, donde gritaron «ladrones, ladrones» y «culpables, culpables» cuando se topaban con oficinas de entidades financieras.

«De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste», fue otra de las consignas que resonó en la protesta junto a «El próximo parado, que sea un diputado» y «Tenemos solución: los banqueros a prisión».

«Estamos hartos de que nos jodan la vida», era el lema de la pancarta de la marcha de Galicia y Asturias, insistentemente enfocada por las cámaras de la televisión local, reportó ANSA.

El movimiento de indignados, conocido aquí como 15-M, que dio origen a una serie de protestas en todo el mundo contra el sistema financiero y los bancos, se sumó a esta que resume toda una semana de manifestaciones en rechazo al paquete de medidas de ajuste anunciado por el Gobierno conservador de Mariano Rajoy y aprobado por el Congreso con el voto de los diputados del Partido Popular.

Por otra parte, España recibió un contundente mensaje del Banco Central Europeo (BCE), cuando su presidente, Mario Draghi, dijo que la entidad «no está para resolver los problemas financieros de los Estados.

«Nuestro mandato no es resolver los problemas financieros de los Estados, sino asegurar la estabilidad de precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con total independencia», afirmó el italiano Draghi.

De ese modo, el banquero replicó a las casi súplicas del Gobierno de Mariano Rajoy para que el BCE intervenga más activamente y calme la situación de los mercados, que el viernes dieron un duro embate a España, con un feroz incremento del riesgo país y una abrupta caída en la Bolsa madrileña, comentó ANSA.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.