Agradece Chávez acción de médicos cubanos

Más de 250 trabajadores de la Salud de Cuba cumplen misión internacionalista en el estado de Falcón, donde ocurrió la explosión de gas

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— El presidente Hugo Chávez agradeció la solidaridad de la misión médica cubana en el estado de Falcón durante la emergencia por el accidente en la refinería petrolera de Amuay, una explosión de gas con saldo de más de 40 fallecidos y casi un centenar de heridos.

«Agradecemos a los médicos cubanos, que en estas situaciones se activan de inmediato», señaló el estadista, al destacar el despliegue, agilidad y prontitud de las instalaciones y médicos, tanto del sector público, el privado como de la colaboración de la Isla, para socorrer a las víctimas.

El doctor René González, jefe de la misión médica cubana en Falcón, indicó en conversación telefónica que la colaboración cuenta con cinco instalaciones médicas y más de 250 trabajadores de la Salud que cumplen misión internacionalista en ese estado venezolano.

Tan pronto se conoció de la catástrofe, todos nuestros cooperantes se movilizaron, como tenemos establecido, y nos mantenemos en alerta hasta que termine la emergencia, indicó.

El siniestro se reportó sobre la una de la madrugada del sábado. Se controló su expansión en pocas horas, pero aún quedaban por enfriar dos tanques de hidrocarburos, más un tercero que en la tarde se incendió tras caer su techo.

El doctor González señaló que en las instalaciones atendidas por cubanos todos los casos ya fueron dados de alta, excepto una persona que resultó infartada en el transcurso del hecho.

Chávez siempre al frente

El presidente Hugo Chávez recorre desde el domingo las zonas afectadas por el desastre tecnológico, tanto las poblaciones aledañas como el lugar del siniestro, al cual penetró pese a la oposición de expertos, compañeros y su cuerpo de seguridad.

«Comprendo su preocupación, pero quienes me conocen saben que no me lo impedirían», indicó el mandatario en un discurso tras una misa oficiada en honor a los militares fallecidos en el desastre, quienes fueron ascendidos y condecorados post mórtem, además de otros sobrevivientes del destacamento de la Guardia Nacional que tiene a cargo la custodia de la industria y mantuvieron una actitud heroica durante los hechos.

El mandatario también salió al paso a la manipulación mediática y de personeros de la oposición, que pese al dolor que embarga a la nación por el desastre, no paran mientes en vilipendiar y tratar de usar la tragedia con fines electorales.

Chávez señaló que pese a la maldad tremenda de la ultraderecha, la unidad nacional se creció con el desastre. «El espíritu nacional, el alma nacional, el cuerpo, la solidaridad, resucitó y se expresa de muchas maneras, se expresa de manera sublime en momentos como este», dijo.

El líder bolivariano denunció los rumores, los cuales —apuntó— «rayan en la inhumanidad y en lo irresponsable», como por ejemplo, una supuesta falta de mantenimiento en la instalación petrolera.

Este lunes, en contacto con la prensa, el ministro Rafael Ramírez informó que, solo en mantenimiento, la inversión en el Centro de Refinación Paraguaná, uno de los más grandes del mundo y al que pertenece la refinería Amuay, ascendió a 4 800 millones de dólares en el último lustro.

Sobre el área siniestrada —el bloque 23 de almacenamiento de oleofina— indicó que «recibió mantenimiento hace poco, además de que las válvulas fueron adecuadas a los últimos estándares de seguridad».

El accidente tuvo lugar tras una fuga de gas que se congregó en nube y entró en contacto con un punto de ignición.

Ramírez añadió que la megaindustria volverá a la normalidad en poco tiempo, y ante el temor de un posible desabastecimiento aclaró que el país cuenta con suficientes reservas, además de que el centro neurálgico del complejo no fue afectado y se mantiene funcionando. Así, ejemplificó, este domingo se despacharon cinco buques con 870 000 barriles del crudo.

El presidente Hugo Chávez continuaba este lunes recorriendo los lugares afectados, los hospitales, zonas populares y la zona siniestrada, donde continúan trabajando más de 200 bomberos. El mandatario ha tomado un grupo de previsiones y asignado recursos millonarios para enfrentar la crisis, un esfuerzo que priorizará la atención de las víctimas directas así como de las poblaciones afectadas.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.