Cumbre de los NOAL rechaza intervención en Siria

En la Declaración Final los temas más acuciantes del mundo de hoy

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, agosto 31.— Los líderes del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) rechazaron este viernes una intervención militar extranjera en Siria, al aprobar la Declaración Final de la XVI cumbre de Teherán, pese a persistir enfoques divergentes sobre ese contencioso, reportó PL.

El vicecanciller iraní Abbas Araqchi informó a la prensa que el eje central de la Declaración de Teherán y el punto que todos los miembros están subrayando es lo innecesario de una intervención militar en los asuntos internos de Siria.

El texto fue sometido a enconadas discusiones y consultas por parte de las delegaciones de los 120 Estados miembros, sobre todo por la postura hostil de las naciones árabes del Golfo Pérsico respecto al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad.

Irán, que respalda a Al-Assad y propone una solución pacífica del contencioso, indicó que la repulsa a cualquier maniobra injerencista en Damasco es un punto importante, a partir del cual debe trabajarse por detener la violencia y fomentar el diálogo.

Según HispanTV, el documento también apoya el programa de energía nuclear pacífico de Irán, condena las sanciones del Occidente contra Teherán, y pide el desarme nuclear global.

Quedó respaldado además el apoyo rotundo a los derechos de la nación palestina y la condena a las medidas del Occidente encaminadas a difundir la discriminación racial y la islamofobia en todo el mundo.

Asimismo, el texto, de 688 párrafos y documentos anexos, incluyó una condena al bloqueo económico estadounidense contra Cuba, la reivindicación de la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y el repudio al golpe de Estado parlamentario en Paraguay, citó PL.

Igualmente, expresaron respaldo a Ecuador en su disputa diplomática con Gran Bretaña a raíz del asilo otorgado al creador de WikiLeaks, Julian Assange, y saludaron el otorgamiento a Venezuela de la sede de la próxima cumbre de los NOAL.

El rechazo al terrorismo y al doble rasero que aplica Occidente en ese tema, la lucha contra la pobreza, la seguridad alimentaria, y el impacto de enfermedades y fenómenos naturales en la economía de las naciones en desarrollo, también figuran en el documento de cierre.

Además, se pronunció sobre la necesidad de reformar el sistema de las Naciones Unidas, en particular el Consejo de Seguridad, el arreglo pacífico de controversias y la defensa de la paz global, y el diálogo entre civilizaciones, religiones y la diversidad cultural.

La descolonización, el combate al terrorismo y la promoción de la democracia, la cooperación Norte-Sur y Sur-Sur merecieron referencias claras, junto con la causa palestina y otros conflictos que tienen lugar en países de Oriente Medio, además del ya referido en Siria.

El acápite dedicado a América Latina y el Caribe valoró las transformaciones en esta región como una contribución al bienestar de sus pueblos y a la reducción de la pobreza, así como a la solidaridad entre sus Estados miembros.

Respecto a la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac), el documento catalogó su creación como un paso histórico en el desarrollo y la integración de esta parte del mundo, y saludó la entrada en vigor del tratado constitutivo de la Unasur.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es una contribución a la integración cultural, social, económica y política de la región, refirió el texto, que también encomió su aprobación como observadora en la Asamblea General de la ONU.

En su intervención en la sesión final del encuentro, el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, agradeció a los NOAL la confianza depositada en su país para organizar la XVII cumbre de mandatarios, en 2015 y afirmó que la cita de Caracas ocurrirá en un momento histórico especial y con una renovada voluntad de emancipación de las naciones en desarrollo.

Vamos a ir rompiendo las amarras que nos han atado a muchos años de sistemas coloniales, enfatizó Maduro luego del otorgamiento oficial de la sede a su país y, por extensión, de formar parte de la  troika  de los NOAL junto con Irán y Egipto.

El Canciller destacó como aspiración importante que de aquí a 2015 los miembros del foro provoquemos cambios clave para que el Movimiento se reposicione con sus banderas históricas, con mucha fuerza en el sistema de la ONU y en otros espacios.

El jefe de la diplomacia venezolana defendió también el derecho de los palestinos a «un país independiente con fronteras seguras» y consideró inaceptable la actuación de Israel en la región.

Al referirse al reclamo mundial de reformar las Naciones Unidas, Maduro defendió la estructura multipolar, la elección de su secretario general por todos los Estados miembros y que el poder de la organización debe recaer en la Asamblea general.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.