Instalan en Noruega mesa de diálogo FARC-EP y gobierno colombiano

El proceso de pacificación arrancó formalmente en la pequeña localidad de Hurdal, a 80 kilómetros al norte de Oslo. Son cinco los puntos centrales de la agenda: el problema agrario, la participación política, el fin del conflicto, el narcotráfico y la situación de las víctimas

Autor:

Prensa Latina

OSLO, octubre 18.— El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) instalaron hoy formalmente aquí la mesa de negociaciones con la que buscarán poner fin al conflicto armado que vive ese país por casi medio siglo.

A nombre de ambas delegaciones, Cuba, en calidad de garante, leyó un comunicado conjunto en el que dio inicio a la instalación pública de los diálogos, cuya tercera fase continuará en La Habana el 15 de noviembre con el tema de desarrollo agrario en primer plano.

Las partes, agrega el comunicado, designarán voceros que se reunirán el 5 de noviembre para continuar con las labores necesarias. En el texto, ambas delegaciones agradecen a los países garantes (Cuba y Noruega) el generoso apoyo y a los países acompañantes (Chile y Venezuela).

El proceso de pacificación arrancó formalmente en la pequeña localidad de Hurdal, a 80 kilómetros al norte de Oslo, donde ambos equipos negociadores ofrecen una conferencia de prensa.

Las autoridades de Noruega mostraron su satisfacción por el inicio de este diálogo y se comprometió a trabajar para asegurar el camino a la paz en colaboración con la comunidad internacional.

Debemos asegurar que las conversaciones lleguen a tener éxito, manifiesta el comunicado conjunto.

Por su parte, Cuba destacó que durante años y en diversas oportunidades ha prestado su cooperación y su territorio para los procesos de diálogos dirigidos para ese propósito.

El representante cubano, Carlos Fernández de Cossío, reiteró la satisfacción de La Habana por compartir con Noruega la tarea de ser garante "en este proceso tan trascendental para Colombia y para toda Latinoamérica y el Caribe".

Damos la bienvenida a los acompañantes de Venezuela y Chile, con los cuales esperamos colaborar estrechamente. Nuestro gobierno ha actuado con discreción y el más absoluto respeto, señaló.

En el acuerdo general tras siete meses de trabajo, por voluntad del gobierno de Colombia y de las FARC-EP, se establece que la capital cubana sea sede permanente del dialogo.

Cuba con espíritu de solidaridad, respeto y discreción ha contribuido a la paz en Colombia y continuará guiándose por la voluntad de las partes, afirmó Cossío.

Tras su llegada a Oslo la víspera, los delegados de ambas partes estuvieron reunidos a puerta cerrada durante día y medio.

Son cinco los puntos centrales de la agenda: el problema agrario, la participación política, el fin del conflicto, el narcotráfico y la situación de las víctimas.

Los ojos de millones de colombianos y del mundo miran hoy con optimismo el cuarto intento por poner fin a un conflicto armado extendido durante casi 50 años.

No nos levantaremos de la mesa de negociaciones hasta que tengamos un resultado feliz para el pueblo colombiano, han reiterado desde un inicio los miembros de la guerrilla, quienes buscan una paz con soberanía, justicia social y democracia que ponga fin a las inequidades y marginaciones de las grandes mayorías.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.