Se puede corregir la atrocidad

Es necesario seguir extendiendo el conocimiento de la realidad sobre los Cinco

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

El proceso legal al que se sometió a los Cinco constituyó un esfuerzo deliberado, metódico, calculado para violar la justicia y pasar por encima del debido proceso, amparado en el silencio cómplice de la llamada gran prensa estadounidense. Así reflexionó el antiterrorista cubano René González al participar este miércoles en una videoconferencia, colofón de la  II Jornada Mundial Cinco días por los 5, que reunió en Washington a personalidades de diversos países que trabajan por la causa de sus hermanos de lucha Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

Con su siempre ameno diálogo, René —quien cumplió totalmente su sentencia— habló sobre la necesidad de seguir extendiendo el conocimiento de la realidad sobre él y sus cuatro hermanos hasta alcanzar  la definitiva justicia. «Hemos logrado mucho alrededor del mundo, contamos con la solidaridad en todos los continentes, pero no hemos logrado llegar directamente a toda la sociedad norteamericana y sobre Washington específicamente, que es el poder donde se cocinó esta injusticia, esta venganza».

La videoconferencia, realizada entre La Habana y Washington, también tuvo como panelistas en el Teatro Camilo Cienfuegos del Ministerio Cubano de Relaciones Exteriores, a Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), y Adriana Pérez, esposa de Gerardo, y contó con la presencia del miembro el Buró Político del Partido, Ricardo Alarcón de Quesada.

Desde la capital estadounidense, el destacado abogado cubano-norteamericano José Pertierra; Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional por la Liberación de los Cinco en EE.UU, y el intelectual Ignacio Ramonet expusieron sus valoraciones sobre las actividades que tuvieron lugar durante estos días en esa ciudad y otras partes del mundo.

Recordando las múltiples irregularidades que rodean el caso, René recalcó que «de la misma forma que el poder ejecutivo y judicial se las arreglaron para burlarse de sus propias leyes —recalcó—, ellos tienen ahora la posibilidad de aplicarlas y de corregir esta atrocidad que han cometido con nosotros».

Claro, no podemos olvidar la alternativa que existe de un decreto presidencial. El presidente Barack Obama tiene todas las posibilidades para llevarlo a cabo, «lo único que necesita es coraje», subrayó.

Al intervenir en la cita, Kenia Serrano agradeció a todos los que alrededor del mundo se han sumado con acciones concretas y específicas a esta Jornada Cinco días por los 5, y durante la cual se reportaron acciones en 55 países y desde América Latina y el Caribe, específicamente, fueron 23 las naciones que se activaron.

Ignacio Ramonet, al comentar sobre estos cinco días, se refirió a la nula cobertura de los grandes medios de prensa norteamericanos, a pesar de las importantes actividades de prestigiosas personalidades que viajaron a Washington para participar en las manifestaciones frente a la Casa Blanca y en casi todos los rincones de Estados Unidos exigiendo la libertad de Ramón, Gerardo, Antonio y Fernando.

De escandalosa calificó el también autor del libro Cien horas con Fidel esta muralla de silencio, pero —aseveró— «estos días de trabajo nos ofrecen energías para entender cómo se puede llevar a cabo una campaña internacional y lo mucho que pueden aportarle a la causa».

Ramonet y Pertierra coincidieron en destacar la ironía que constituye la inclusión de Cuba en la unilateral lista de países que patrocinan el terrorismo, elaborada por la Casa Blanca, la cual deja a Washington, una vez más, aislado en esa posición con respecto al mundo.

En general, opinó Alicia Jrapko, fueron superadas las expectativas de esta jornada mundial por la liberación de los Cinco, que comenzó el 30 de mayo último y concluyó este miércoles.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.