Somos luchadores incansables por la vida

Expresó Ramón Labañino en un mensaje difundido a través del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, a propósito del cumpleaños 57 de su compañero René González

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 14.— La mejor manera que tenemos nosotros para festejar fechas es con nuestra incansable lucha por la vida, afirmó Ramón Labañino, uno de los cinco cubanos condenados a largas penas de prisión en Estados Unidos, pese a combatir el terrorismo.

Labañino, quien cumple una sentencia de 30 años en una cárcel de Kentucky, envió un mensaje difundido hoy a través del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, a propósito del cumpleaños 57 de su compañero René González, este 13 de agosto.

El texto subrayó también que los Cinco, como son identificados a nivel mundial Labañino, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y René González Sehewerert, siempre estarán al lado de las causas que aspiren a un mundo mejor, en paz.

Expresó, además, su optimismo respecto al momento en que volverán a Cuba, libres y rodeados de todos sus familiares, pueblo y hermanas y hermanos del mundo. «Seguro que será un día grande», enfatizó.

Labañino reiteró su alegría porque René se halla en la isla, donde celebra este «nuevo año de vida, de pelea».

El 22 de abril René González arribó a La Habana con un permiso de las  autoridades estadounidenses para asistir a las honras en memoria de su padre fallecido ese mes.

Ya aquí presentó una moción para que le permitieran continuar en Cuba junto a sus seres queridos, a cambio de la renuncia a su ciudadanía norteamericana, condición a la que accedió el 3 de mayo la jueza de distrito sur de Florida, Joan Lenard.

González Sehewerert había salido de la prisión en octubre de 2011 al cumplir su injusta sanción y como pena accesoria pasó a régimen de libertad supervisada dentro del territorio de Estados Unidos.

Los Cinco fueron arrestados en la ciudad de Miami el 12 de septiembre de 1998 mientras monitoreaban los planes de grupos criminales de origen cubano que con total impunidad han operado desde allí contra la nación antillana por más de 50 años.

Un panel de la Organización de las Naciones Unidas concluyó en mayo de 2005 que el arresto de estos hombres es ilegal y arbitrario, pero la Casa Blanca nada ha hecho hasta hoy para solucionarlo.

(Tomado de PL)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.