A 20 años del genocidio en Ruanda (+ Cronología)

Con un llamado a evitar que tales hechos vuelvan a repetirse, Naciones Unidas rinde homenaje a las víctimas de la masacre de 1994 contra la población tutsi, que cobró la vida de casi un millón de personas

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, abril 7.— Naciones Unidas rinde hoy homenaje a las víctimas del genocidio en Ruanda con un llamado a evitar la repetición de sucesos como los que en 1994 cobraron la vida de más de 800 mil personas.

En un mensaje por el Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio cometido en Ruanda, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, instó a la comunidad internacional a sacar experiencias del intento de exterminio de la etnia minoritaria tutsi por el gobierno hutu de entonces, reportó PL.

Debemos analizar no solo la masividad de los asesinatos y otras atrocidades durante los 100 días del genocidio de hace dos décadas, también es importante pensar sobre qué llevó a la aniquilación de los valores sociales, la ley y el orden, para propiciar que ocurrieran, advirtió.

Según la funcionaria, la fecha establecida en 2003 por la Asamblea General de Naciones Unidas invita a una revisión de los esfuerzos para solucionar las crisis que afectan a la humanidad, tanto en su estado embrionario como en etapas avanzadas de las mismas.

De lo que se trata es de no cometer los mismos errores del pasado, dijo.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General, John Ashe, lamentó el fracaso de la comunidad internacional para evitar la masacre de 1994 contra la población tutsi.

Aquellos 100 días de indescriptibles atrocidades aún nos persiguen, por eso pedimos hoy rendir tributo a quienes fueron asesinados por su origen étnico, y a respaldar a los sobrevivientes del genocidio, señaló en su mensaje.

Para Ashe, particular asistencia necesitan los huérfanos, las viudas y las víctimas de la violencia sexual.

Desde 2004, la Asamblea renueva anualmente su compromiso de apoyar a los sobrevivientes del crimen, recordó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se encuentra en Ruanda para participar junto a varias delegaciones extranjeras en las actividades por el 20 aniversario del genocidio.

La polémica está presente en la celebración, luego de que el gobierno ruandés emplazara a Francia y Bélgica, metrópolis colonialistas del país africano, a aceptar su responsabilidad por los sucesos.

De acuerdo con declaraciones del presidente Paul Kagame a la revista Jeune Afrique, esos estados europeos tuvieron un papel directo en la preparación del genocidio de 1994, y en el caso de París, en su materialización.

Los hechos de hace dos décadas en Ruanda, junto a otros más recientes, son citados en el escenario de Naciones Unidas para impulsar principios e iniciativas como la Responsabilidad de Proteger y Los Derechos Humanos ante Todo.

Si bien existe consenso sobre la importancia de proteger la vida y a las comunidades indefensas, algunos países llaman la atención por el peligro que representa el uso de esos conceptos para justificar agresiones e injerencias contra países soberanos.

Cronología del genocidio

6 de abril de 1994: Antes de aterrizar en el aeropuerto de Kigali, dos misiles alcanzan el avión en el que viajaban los presidentes de Ruanda, Juvenal Habyarimana, y de Burundi, Ciprian Ntayamira.

7 de abril: La primera ministra Agathe Uwlingiyimana y 10 soldados belgas de las fuerzas de la ONU que la custodiaban fueron asesinados por la guardia presidencial. Se ordena la retirada de los cascos azules y tal situación fue aprovechada por los radicales hutus para comenzar el genocidio.

8 de abril: El Frente Patriótico Ruandés (FPR) lanza un ataque en los alrededores de Kigali.

9 de abril: Se formó un gobierno interino presidido por Jean Kambanda, con la característica principal de que no incluía a ningún tutsi ni hutu moderado o de la tendencia cercana al FPR entre sus filas.

9 de abril: Bélgica y Francia determinan evacuar a todos sus nacionales, sin preocuparse de los ruandeses, ni siquiera de los que trabajaban en sus empresas.

11 de abril: Un comunicado de la Cruz Roja Internacional estima que decenas de miles de ruandeses han sido asesinados en tan solo unos días. La misión de pacificación de las Naciones Unidas (Minuar) se mantiene con los brazos cruzados.

14 de abril: El contingente belga se retira.

17 de abril: Lejos de Kigali y concretamente en la población de Kibuye comienza el exterminio de la población tutsi. Durante los tres meses siguientes mueren o desaparecen casi 250 mil personas. Varios miles fueron asesinadas en la iglesia de ese condado.

20 de abril: El secretario general de la ONU, Butros-Boutros Ghali, consciente de la situación en la que se encuentra toda Ruanda, ordena un inmediato y masivo refuerzo de Minuar para detener la contienda y las masacres.

21 de abril: El Consejo de Seguridad vota de forma unánime reducir, paulatinamente, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Ruanda (Unamir) de 2 539 soldados a 270.

21 de abril: La Cruz Roja Internacional emite otro comunicado en el que advierte que el número de asesinados no era de decenas de miles, sino de cientos de miles.

4 de mayo: Boutros Ghali va más lejos y utiliza, por primera vez, el término genocidio para describir lo que estaba ocurriendo en Ruanda, y coloca al presidente estadounidense, William Clinton, junto a otros dirigentes internacionales, en una situación embarazosa.

19 de mayo: Un comunicado emitido por la Cruz Roja estima en 500 000 los ruandeses asesinados. Sorpresivamente ningún dirigente político internacional había utilizado todavía la palabra genocidio.

22 de junio: El Consejo de Seguridad autoriza, de forma temporal, al gobierno francés a ocuparse de establecer el orden y crear un área de seguridad en la zona suroeste del país.

Mediados de julio: El FPR se apodera de Kigali y obliga al gobierno hutu radical a huir del país en dirección a Zaire, seguido de unos dos millones de personas de esa etnia que crearon el campo de refugiados más grande de la historia en Goma, la llamada Ciudad de los Muertos. Esta fecha es considerada el fin del genocidio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.