Anuncian que Sudeste de Ucrania necesita médicos

Además de medicamentos hace falta personal especializado que pueda prestar ayuda a las víctimas de los bombardeos constantes, a los heridos y a quienes padecen enfermedades crónicas, sostuvo el jefe de la delegación de la Cruz Roja en Moscú, Igor Trúnov

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, septiembre 2.— El jefe de la delegación de la Cruz Roja en Moscú, Igor Trúnov, aseguró este martes que el segundo convoy de ayuda humanitaria para el sureste de Ucrania, a punto de partir, debe incluir personal médico, informa PL.

Trabajamos en comunicación con la población de la zona de catástrofe humanitaria, y la información que nos llega desde allá indica la necesidad de un contingente médico, afirmó Trúnov en declaraciones a Prensa Latina.

Además de medicamentos hace falta personal especializado que pueda prestar ayuda a las víctimas de los bombardeos constantes, a los heridos, a quienes padecen de enfermedades crónicas, y explicarles cómo se deben aplicar los fármacos, sostuvo.

La Cruz Roja coopera tanto con la cancillería rusa como con los representantes de Kiev, y el proceso de formación de la caravana está en una fase avanzada, precisó el experto en Derecho Internacional Humanitario.

Reconoció que aún quedan detalles por definir sobre si se desplegará una red de puestos médicos móviles o se emplazará un hospital del lado ruso de la frontera. Igualmente, tampoco está tomada la decisión sobre si el envío se realizará por ferrocarril como sugirió Kiev.

Para nosotros el problema principal hoy es esa población civil aislada de los medicamentos, la alimentación, el agua, la electricidad, subrayó. Interrogado acerca de la situación de los refugiados que en número cercano al millón de personas llegaron a Rusia en busca de protección, explicó que el Servicio Migratorio los distribuye por varias regiones del país.

La gran mayoría obtiene el estatus de refugiados civiles, y según la legislación rusa el Estado tiene la obligación de asignarles un estipendio en dinero, alimentarlos y darles trabajo, informó.

Sin embargo, aclaró, los campamentos para desplazados continúan llenos porque no dejan de llegar personas que buscan amparo, aunque el trabajo se realiza, comentó.

En relación con la violencia y los crímenes cometidos en Ucrania a partir de la ruptura del orden constitucional mediante el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich el 22 de febrero, Trúnov considera que los culpables deben ser juzgados.

La Convención de Ginebra de 1949 regula las actividades de la Cruz Roja, el tratamiento de los prisioneros y prohíbe los crímenes contra la población civil en las guerras, recordó.

Sobre esa base, recalcó, nuestro punto de vista es que quien comete crímenes de guerra debe ser enjuiciado y sancionado, sea un militar profesional o no.

Como Cruz Roja, no estamos en contra del Ejército ucraniano ni de los milicianos de las Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk, sustentamos la protección de la población civil, y creemos que deben ser llevados ante la justicia los violadores del Derecho Internacional Humanitario, concluyó Trúnov.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.