Nigeria sacudida por ataques terroristas

Decenas de personas mueren tras una agresión suicida en la región de Yobe, mientras más de 140 presos escapan de una prisión por un ataque armado en la zona central del país africano

Autor:

Juventud Rebelde

ABUJA, noviembre 3.— Decenas de personas murieron este lunes en un atentado suicida en la región de Yobe, mientras más de un centenar de presos escaparon en la zona central del país por un ataque armado, lo que signa un comienzo de semana violento para Nigeria.

Un individuo que llevaba atado a su torso un chaleco de explosivos se inmoló este lunes en medio de una ceremonia chiita en la zona de Tsohuwar Kasuwa, Potiskum, región de Yobe, uno de los tres territorios en los que permanece el estado de emergencia decretado por el Gobierno nigeriano debido a la violencia del grupo terrorista Boko Haram.

Una intensa actividad de Boko Haram tiene lugar en este país desde hace varios días, confirmó recientemente el diario Nigeria Today.

Boko Haram tomó el viernes pasado el control de la ciudad de Mubi, en el noreste nigeriano, matando a decenas de personas, recordó el diario.

Miles de civiles huyeron de esa localidad de un cuarto de millón de habitantes, con destino a Yola, municipio relativamante seguro, destacó el portavoz de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias (NEMA), Abdul Ibrahim.

En Mubi, ubicada en el estado de Adamawa, ondea la bandera negra de Boko Haram sobre edificios gubernamantales, reveló James Audu, estudiante y testigo de la acción.

La violencia en el noreste de Nigeria aumentó desde que el gobierno anunció un alto el fuego con los rebeldes hace casi dos semanas, para seguir las conversaciones en la capital chadiana.

Ese diálogo tiene como objetivo liberar a más de 200 niñas secuestradas en abril pasado.

El Gobierno de este país culpa a esa organización rebelde de socavar la confianza del público, en el alto el fuego y las conversaciones.

Los choques armados con Boko Haram iniciados hace un lustro acumulan más de tres mil muertos.

Especialistas internacionales consideran que esos enfrentamientos constituyen la principal amenaza a la seguridad de Nigeria, la mayor economía de África.

La organización extremista islámica Boko Haram realizó atentados similares en concurridas estaciones de autobuses durante los últimos meses, y mató a cinco personas hace una semana en la localidad de Azare, en el Estado de Bauchi, rememoró la fuente.

Fuga masiva en prisión de Koton-Karfi

Por otro lado, al menos 144 presos escaparon de una prisión en la zona central de Nigeria tras el asalto de un grupo de hombres armados que volaron uno de sus muros con dinamita, informan hoy los medios locales.

El ataque ocurrió esta madrugada en la prisión de Koton-Karfi, en el estado de Kogi, de la que otros 119 presos escaparon en 2012 tras ser asaltada por Boko Haram.

Según un portavoz de la Policía, los atacantes, fuertemente armados, destruyeron un muro de la prisión con dinamita, explosión en la que murió uno de los presos.

Aunque se desconoce la identidad de los atacantes ataque, las sospechas recaen sobre el citado grupo insurgente, algunos de cuyos miembros se encuentran encarcelados en esta prisión.

El pasado sábado, el líder de esta secta radical, Abubakar Shekau, desmintió oficialmente el pacto que el Gobierno aseguraba haber alcanzado con sus representantes para detener la violencia y liberar a las más de 200 niñas secuestradas en Chibok.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.