La Isla recibe a los Cinco de pie

Personalidades manifestaron en la Mesa Redonda su alegría por el regreso de Gerardo, Antonio y Ramón, y por el relanzamiento de las relaciones Cuba-EE.UU.

Autores:

Yurisander Guevara
Leyanis Infante Curbelo

Feliz, ese fue el calificativo con el que el italiano Luciano Basapollo definió este día para todos los defensores de las causas justas en el mundo, luego de conocerse la noticia del regreso a la Patria de los luchadores antiterroristas cubanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, quienes permanecieron encarcelados más de 16 años en Estados Unidos de forma injusta.

El miembro del Comité Internacional de Solidaridad con los Cinco explicó que conoció el hecho tras su llegada a Roma luego de participar en la conmemoración por los diez años de la Red en Defensa de la Humanidad.

«El regreso de los Cinco es una gran victoria del pueblo de Cuba, su Gobierno, y representa el derecho a la autodeterminación de los pueblos, a vivir en pos de su desarrollo», resaltó en comunicación telefónica con la Mesa Redonda.

Basapollo destacó la mediación del Papa Francisco para la liberación de los Héroes, y agradeció que le hubiera permitido comunicarse con él para conversar acerca de este caso humanitario.

Más adelante, Alicia Jrapko, coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional de solidaridad con los Cinco, afirmó que «este fue uno de los días más felices de nuestras vidas. La noticia nos tomó de sorpresa. Nunca dejamos de luchar por este momento, pero faltaba que Estados Unidos se decidiera a hacerlo. Estamos agradecidos de este paso por todas las posibilidades de relaciones con Cuba. Ha sido una lucha larga, de muchísimas personas, y siempre el pueblo y Gobierno cubanos mantuvieron firme la postura de luchar por el regreso de los Cinco».

El intelectual español Ignacio Ramonet, un activo luchador por la liberación de los Cinco, dijo que la jornada fue «un gran día para todo el mundo, para Cuba y los latinoamericanos, todos los hombres y mujeres de buena voluntad que apoyaron una causa justa. Es una gran victoria de la diplomacia cubana bajo la conducción del presidente Raúl Castro como continuador de la obra del Comandante Fidel Castro», destacó.

El autor de Cien horas con Fidel subrayó el papel del Papa Francisco en esta avanzada diplomática y afirmó que este día marca un parteaguas en las relaciones Cuba-EE.UU.

«Hoy ha caído una barrera psicológica extraordinariamente grande, donde cada uno defenderá sus principios; pero comienza una etapa de respeto mutuo donde se puedan abordar los problemas», abundó.

Recordó que Raúl afirmó que muchos de los grandes asuntos pendientes, como el bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. contra Cuba no se resuelven de un plumazo, pero un camino por largo que sea comienza por un primer paso, el cual ya fue dado.

Sobre el regreso de Gerardo, Ramón y Antonio, el intelectual destacó que «es extremadamente emocionante este momento. Las autoridades cubanas nunca cejaron, como lo había prometido Fidel», culminó Ramonet.

Por su parte, el escritor y politólogo argentino Atilio Borón declaró sentirse feliz con que se haya puesto fin al cautiverio de los tres luchadores antiterroristas.

Hizo referencia al gran movimiento de solidaridad que acompañó la lucha cubana por la excarcelación de los Cinco, y que las reiteradas arbitrariedades del Gobierno norteamericano en torno al proceso, así como la política agresiva hacia la Isla, hicieron que se incrementase el apoyo internacional en este sentido. Ciento ochenta y ocho países votaron contra el bloqueo de EE.UU. hacia Cuba.

Esta misma solidaridad y política de apoyo a Cuba se ha incrementado y articulado en los últimos tiempos en los países de América Latina, remarcó.

Personajes oscuros de la política norteamericana han realizado ya manifestaciones de desaprobación a cualquier cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba. Pero a la larga el bloqueo de Estados Unidos es una política que desaparecerá. Es una política que solo ha infligido sufrimiento al pueblo cubano, y ha significado un distanciamiento con el pueblo norteamericano.

Ahora se acerca la Cumbre de Las Américas y en ella habrá una discusión sobre la aplicación del bloqueo, vaticinó Borón.

El Historiador de La Habana, Eusebio Leal, afirmó que al conocer la noticia su primer pensamiento fue para Fidel, pues recordó el momento cuando prometió que regresarían, y hoy han vuelto. «El pueblo de Cuba ha recibido esta noticia de pie. Los símbolos en este día son muchos. Es el aniversario de la muerte de Bolívar, que para mí ha renacido. Es el día de San Lázaro, ¡cuántas promesas se hicieron por esto! Es el cumpleaños del Papa Francisco, qué mejor regalo si su mediación ha sido determinante en este acontecimiento».

Leal dijo que el discurso del presidente Barack Obama fue «sereno, tranquilo y meditado, y es saludado por los pueblos de América que desde hace tiempo reclaman justicia para Cuba. Ya no cabe duda de la justeza de la causa, pues la razón ha prevalecido».

Sobre el bloqueo a Cuba, el Historiador de La Habana afirmó que los abanderados del odio, de la idea de que hay que rendir por humillación al pueblo cubano, verán que no es posible.

Este día es una parábola, consideró la coordinadora de la Mesa Redonda, Arleen Rodríguez Derivet. Este espacio comenzó con la batalla por la liberación de Elián y llega a sus 15 años con el regreso de los Cinco. Cuando Fidel dijo en 2001 «¡Volverán!», esa consigna no podía recibir otra respuesta que la dada por Cuba al mundo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.