No nos pueden forzar a diálogos con mercenarios - Internacionales

No nos pueden forzar a diálogos con mercenarios

La delegación de Cuba se retiró del diálogo de la sociedad civil y los actores sociales con los Gobiernos previsto para la tarde del viernes

Autor:

Juana Carrasco Martín

CIUDAD DE PANAMÁ.— La delegación de Cuba se retiró del diálogo de la sociedad civil y los actores sociales con los Gobiernos previsto para la tarde del viernes. La decisión fue tomada «luego de reflexionar colectivamente acerca del escenario que se ha diseñado en el Foro de la sociedad civil para forzarnos a compartir con mercenarios pagados desde el exterior con el propósito de subvertir el sistema político y social del país».

La declaración fue leída por Rosa María Pérez Gutiérrez, presidenta de la Asociación de Comunicadores Sociales de Cuba. La manipulación pasa por estos intentos de forzar un diálogo que mermaría nuestra dignidad, dijo Rosa María a la prensa y reiteró que «la delegación de la sociedad civil y civilizada de Cuba» denunció esta situación desde su llegada a este país.

«Ha sido particularmente ofensiva la presencia de individuos vinculados a terroristas tan viles como Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez Mendigutía. Desde nuestra llegada a Panamá hemos denunciado reiteradamente, con pruebas documentadas, la verdadera identidad de estos supuestos representantes del pueblo cubano. Rechazamos la manipulación que ha hecho la prensa de nuestra actuación consecuente y su intencionada omisión de los testimonios que hemos presentado», puntualiza la Declaración de la Isla.

Quienes hemos estado siguiendo estos Foros y los reportes de los medios aquí podemos corroborar esa afirmación. Lo ejemplificaba Yosvany Montano, el presidente nacional de la FEU, quien aseguraba que hasta había tenido que decirle a una periodista interesada en entrevistarlo que lo dejara expresarse libremente.

Otro punto del texto señala que «los mercenarios han recibido la invitación oficial para acceder al plenario de esta tarde. Por respeto al Presidente anfitrión y a los demás mandatarios, incluido el Presidente Obama, la delegación de la auténtica sociedad civil cubana ha preferido no participar en el encuentro referido».

Por último, la Declaración cubana expresa una advertencia insoslayable, sabiendo cómo han ido transcurriendo los acontecimientos, especialmente en las mesas de Gobernabilidad democrática y Participación social: «Queremos también dejar constancia de nuestro rechazo a cualquier documento que pueda presentarse sin haber sido resultado de los debates que tuvieron lugar ayer en las mesas de Participación ciudadana y Gobernabilidad democrática, en los salones Cristal y Bella Vista».

Una bandera cubana desplegada y los ¡Vivas! a Cuba, a la Revolución, a Fidel y a Raúl, a pueblos hermanos y solidarios, enfatizaban la decisión.

El pronunciamiento de defensa de nuestra dignidad es suscrito por todo el equipo de periodistas, que poco antes había denunciado que la televisora que usurpa un nombre y que no es vista por los cubanos, pudiera romper las reglas establecidas por los anfitriones y entrevistar en la sala de prensa a un «personaje» contrarrevolucionario que a la postre tuvo que salir del lugar.

La plenaria de las mesas del Foro de la Sociedad Civil había concluido pasado el mediodía y, según trascendió, los organizadores habían informado que se leerían las relatorías de los foros Salud, Educación, Energía, Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, y Migración y Seguridad. Todo bien hasta ahí.

Sin embargo, anunciaron que en el caso de la Mesa de Gobernabilidad democrática se verían las dos versiones de acuerdo con la división de la Mesa y en Participación ciudadana solo leerían la versión manipulada por la contrarrevolución y elementos de la OEA en el sótano del hotel donde se habían refugiado, lo que sería otra muestra de ilegitimidad.

Siguen las denuncias

«Hay un anuncio de que tenemos que reacreditarnos para poder asistir a la clausura del Foro donde asistirán los mandatarios. No entiendo qué hay detrás de esto. Tenemos nuestra credencial y no hemos podido acceder al plenario», denunció el prestigioso escritor cubano Miguel Barnet a la prensa que le rodeaba a la entrada del hotel El Panamá, sede del Foro de la Sociedad Civil de la VII Cumbre de las Américas.

Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y autor de Biografía de un Cimarrón, Barnet plantó las razones de los participantes de la delegación cubana ante los que «pretenden humillarnos y no vamos a permitir eso».

«Hemos trabajado con mucha seriedad en las mesas de Gobernabilidad democrática y Participación ciudadana y tenemos un documento para presentar a los Jefes de Estado. Y ahora hay un anuncio de que hay que reacreditarse, lo cual nos parece ofensivo a la delegación cubana, porque estamos perfectamente acreditados», agregó.

«Yo soy un cubano orgulloso de su país, no un cubano vergonzoso. Yo soy de la Cuba de Raúl y Fidel. De Cuba, de una democracia digna, participativa, que es la socialista», respondió con firmeza cimarrona el escritor a la insistente pregunta de una periodista.

Ratas en el sótano de el Panamá

Uno de los mercenarios declara a la prensa que están elaborando sus propios documentos, en el sótano del hotel El Panamá, donde sesiona el Foro de la Sociedad Civil. Han montado campamento aparte. Inmediatamente, un integrante de la delegación cubana nos propone el titular para Cubadebate. «Gusanos en el sótano», publicaba Rosa Miriam en su Minuto a minuto, y a mí ya se me había ocurrido el que aquí pongo: «Ratas en el sótano de El Panamá».

Poco antes, la contrarrevolución había sacado unos carteles contra Cuba en ese lobby y, ante el empuje de los cubanos, fundamentalmente de su juventud que coreaba «Pa’ lo que sea Raúl, pa’ lo que sea; no nos importa la OEA», y «Asesinos, asesinos», «Cuba sí, yanquis no», corrieron a refugiarse al sótano para que les sirviera de cueva.

Yosvany Montano, presidente de la FEU, y un periodista, representante del gremio en el Foro de las Juventudes, nos relataban lo sucedido. Se hace difícil para los que cubrimos lo que acontece en Panamá estar en todas partes y a tiempo, por la distancia a la que está la carpa de la prensa y con la barrera del visor de los equipos por las técnicas de seguridad cada vez que entramos o salimos de nuestra área.

Luis Morlote presentó la relatoría de la mesa de Gobernabilidad democrática: «Aspiramos a que se tome en cuenta y se presente en la clausura ante los Jefes de Estado, y que todos los presidentes conozcan de estas propuestas», puntualizó, al tiempo que nos entregaba la relatoría para que se diera a conocer y no resultara luego desconocida por los organizadores de la OEA.

Respeto a la Isla en Mesa de Salud

La destacada doctora cubana Beatriz Marcheco Teruel, presidenta de la Sociedad Cubana de Genética Humana, quien ha sido aquí copresidenta de la Mesa de Salud, aseguró que «la presencia de Cuba fue muy respetada» en ese espacio del Foro de la Sociedad Civil en el que se sostuvo durante 11 horas un intenso debate técnico sobre los puntos que se incluirían en su informe final.

La delegada cubana destacó que, aunque las posiciones no siempre coincidieron, sí «hubo una discusión respetuosa en la que se reconocieron los avances de Cuba en esta materia» y todos los participantes pudieron pronunciarse, ser escuchados y aportar. Representantes de la sociedad civil de 16 países participaron en esta mesa de trabajo que aportó siete puntos de recomendaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.