Extraditan a Caracas al acusado del asesinato de Robert Serra

Leiver Padilla, alias «El Colombia», quien llegó procedente de Colombia, fue identificado como el presunto jefe de la banda criminal que cometió en octubre del 2014 el asesinato del diputado socialista Robert Serra y de su compañera María Herrera

Autor:

Laura Bécquer Paseiro

CARACAS.— Este sábado fue extraditado a Venezuela Leiver Padilla, alias «El Colombia», principal sospechoso y señalado como autor material del asesinato del diputado socialista Robert Serra y de su compañera María Herrera.

Padilla, quien llegó procedente de Colombia, fue identificado como el presunto jefe de la banda criminal que cometió el atroz crimen en octubre del 2014 y era solicitado por las autoridades venezolanas.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos autorizó la extradición de Padilla, sobre quien pesan los delitos de homicidio agravado, robo agravado a mano armada y asociación para delinquir. «El Colombia» fue arrestado hace seis meses en Cartagena de Indias.

En un mensaje en la red social Twitter, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, agradeció a Colombia por su cooperación en el arresto y posterior extradición de Padilla. Luego escribió que «a los fascistas y asesinos les espera la justicia, por sus crímenes. Voy a recrudecer la batalla contra estos bandidos».

A su vez, el ministro venezolano de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, comentó desde el aeropuerto internacional de Maiquetía que «El Colombia» buscó refugio en otro país «para evadir la acción de la justicia después de haber cometido un hecho punible».

El titular afirmó que con el ingreso al país de Padilla, el Gobierno de Nicolás Maduro «le está demostrando al pueblo venezolano y a la comunidad internacional que la lucha contra la delincuencia es objetivo fundamental de la agenda diaria».

Cuando hace ocho meses el país se estremeció con la noticia del asesinato del diputado de 27 años, el más joven del Parlamento venezolano, Maduro calificaba el hecho como una «embestida violenta» para crear caos y desestabilización.

En rueda de prensa entonces, informó que Serra y su compañera María Herrera habían sido asesinados por una banda de paramilitares colombianos supuestamente dirigidos por Padilla.

El plan fue estudiado durante tres meses y se llevó a cabo porque «compraron a Edwin Torres, jefe del equipo de protección de Serra», dijo Maduro.

Tras el crimen, las autoridades denunciaron la infiltración de bandas criminales pagadas y formadas en el exterior. Maduro mostró a la opinión pública varios videos captados por un sistema de cámaras en las afueras de la casa de Serra, en la parroquia La Pastora, al oeste de Caracas, que permitieron ver la entrada de seis sujetos a la vivienda del diputado mientras otros dos permanecieron a la espera.

Serra se ganó el cariño del pueblo por su lealtad al líder bolivariano Hugo Chávez y era una de las principales figuras de la juventud venezolana. Por su verbo encendido, era conocido como «la Metralleta».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.