Huelga de hambre en cárcel de mujeres inmigrantes en Texas

La mujeres migrantes hacia los EE.UU., al igual que los niños, son los sectores poblacionales más vulnerables al abuso, la corrupción y la violencia

Autor:

Juventud Rebelde

TEXAS, noviembre 4.— Una «sustancial proporción» de las 500 mujeres inmigrantes detenidas en el Centro de Detención Hutto, en Taylor, estado de Texas, llevan ya una semana en huelga de hambre unidas en una simple demanda: su inmediata liberación.

La información de la publicación digital Common Dreams, reporta que no se sabe con exactitud el número de las que protestan en la instalación carcelaria, operada por la compañía privada Corrections Corporation of America para el organismo estadounidense de Inmigración y Aduanas, pero asegura que la vasta mayoría busca asilo político luego de huir de la violencia y la pobreza desde El Salvador, Honduras y Guatemala, aunque también proceden de Nicaragua, Brasil, México y Europa.

Algunas, añade el reporte, buscan reunirse en Estados Unidos con sus hijos y otros familiares.

«Se están cometiendo graves injusticias, las detenciones pueden prolongarse por ocho o diez meses, por un año o año y medio», declaró Magdrola, una de las 27 mujeres que lanzó una protesta pacífica la semana pasada, en una carta escrita a mano donde agrega: «Al final, nos han dicho que no tenemos derechos y seremos deportadas, con palabras ofensivas y gestos que nos hacen sentir que no valemos».

Insis Maribel Zelaya Bernardez, otra de las detenidas citada por el artículo de Common Dreams, escribió en una carta publicada en el sitio web de la organización Grassroots Leadership que apoya la protesta: «Estoy muriendo de desesperación por esta injusticia, por esta crueldad», y afirma que es una de las participantes en la huelga de hambre.

Como medida de castigo, Zelaya Bernardez fue confinada en solitario desde el sábado hasta el lunes, mientras otras dos mujeres, Francisca Morales Macías y Amalia Arteaga Leal, fueron enviadas a un centro de detención para hombres en un lugar hasta ahora desconocido, declaró Mónica Morales, hija de Francisca, quien ingresó indocumentada en EE.UU. desde México para intentar reunirse con su esposo, que es ciudadano estadounidense, y sus dos hijas.

Common Dreams afirma que un informe de septiembre, de una comisión de una agencia federal, encontró que en territorio estadounidense personas desplazadas de sus países de origen en América Latina, principalmente por la pobreza, son forzadas a permanecer en «centros de detención» plagados de abusos de los derechos humanos que incluyen negarles la comida y los cuidados médicos, no tener debidos procesos y hasta asaltos sexuales.

La protesta en Hutto sigue a numerosas huelgas en centros de detención para inmigrantes en todo el país, incluyendo una protagonizada este año por madres encarceladas con sus pequeños hijos en Kames Detention Camp, también en Texas.

En las dos últimas semanas docenas de personas procedentes del sudeste asiático detenidas por cargos de inmigración protestaron en El Paso Processing Center de Texas y en Lasalle Detention Center de Louisiana. También una fuente anónima que regularmente visita Hutto le informó a Common Dreams que 20 detenidos están actualmente en huelga de hambre en Adelanto Detention Center, en California.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.