Protestas en Cleveland contra impunidad policial

Gran Jurado decide no procesar a policía que mató al niño afroamericano Tamir Rice

Autor:

Juventud Rebelde

NUEVA YORK, diciembre 29.— Luego de la decisión de un Gran Jurado de no procesar penalmente al agente de policía blanco que mató en Chicago a Tamir Rice, un niño de 12 años afroamericano, se registraron fuertes protestas en Cleveland cuando decenas de personas salieron a las calles cerca de la sede de la policía.

Tamir jugaba en un parque con una pistola de juguete cuando fue muerto el 22 de noviembre de 2014, dos días antes de la decisión del Gran Jurado de Missouri de no incriminar a otro agente que asesinó al joven afroestadounidense Michael Brown en Ferguson.

Si bien el caso de Cleveland no causó la misma ola de protestas que en Ferguson, la muerte de Rice alimentó el debate que estaba y está aún en curso sobre el racismo y la policía en Estados Unidos, dijo ANSA.

La familia de Rice, que definió como «sin sentido» la muerte del niño y había pedido la incriminación de homicidio para el agente, acusa a las autoridades de haber «manipulado» el proceso de decisión del Gran Jurado.

La fiscal del condado de Cuyahoga, Timothy McGinty, habló del desastroso incidente provocado «por un error humano», precisando que las pruebas presentadas no se traducen en acusaciones penales frente a Timothy Loehmann, el agente que disparó contra Rice, y le concedió el beneficio de la duda al policía que «tuvo pocos segundos para tomar una decisión», manifestó.

En el centro de la disputa hay un video que muestra la llegada del agente Loehmann y de su compañero Frank Garmback, tras la llamada al 911, que ponía en alerta sobre la presencia de un joven armado.

Quien efectuó la llamada precisó que probablemente la pistola era de juguete, información que supuestamente no habría sido pasada a los dos agentes. Llegados al lugar, Loehmann y Garmback confrontaron a Rice, al cual Loehmann disparó en pocos segundos.

La decisión del Gran Jurado llega mientras en Chicago la policía está nuevamente en la mira y el alcalde, Rahm Emanuel, decidió regresar anticipadamente de las vacaciones para hacer frente a una nueva emergencia, porque un policía mató a dos afroestadounidenses, un joven con problemas mentales y a una mujer de 55 años.

La mujer estaba abriendo la puerta a los agentes cuando le dispararon. El caso agravó las polémicas sobre la policía de la ciudad, ya en el centro de una investigación federal por el video que muestra al agente blanco Jones Van Dyke disparar 16 tiros contra Laguan McDonald, otro joven afroestadounidense de 17 años, un incidente ocurrido en 2014.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.