Presentó Obama al Congreso plan para cerrar cárcel de Guantánamo

Publica The New York Times editorial donde califica a dicha prisión como un capítulo vergonzoso en la historia de Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 23. —El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó este martes al Congreso su plan para cerrar la polémica cárcel de Guantánamo y afirmó que con ello se reforzaría la seguridad nacional de de este país, se ahorrarían 85 millones de dólares anuales y se le quitaría un arma propagandística al terrorismo, informa Prensa Latina.

Esta ha sido una de las principales metas del mandatario desde su llegada a la casa Blanca, y advirtió que no lo dejará al próximo presidente, sea quien sea.

«Déjennos hacer lo que es correcto para Estados Unidos; déjennos cerrar este capítulo y hacerlo bien», enfatizó Obama.

«Si no lidiamos con esto ahora, seguirá con nosotros otros 15 o 30 años», agregó el jefe de Estado, y advirtió que los terroristas usan el tema de la cárcel de Guantánamo como propaganda para reclutar seguidores.

Obama reconoció que será un desafío convencer a los estadounidenses de que traer terroristas a territorio nacional, en lugar de mantenerlos encerrados lejos, es una movida correcta y segura.

Un capítulo vergonzoso en la historia de EE.UU

Por su parte, el diario The New York Times publicó un editorial en el que afirma que la oposición de los republicanos a cerrar la prisión de Guantánamo (este de Cuba) es uno de los capítulos más vergonzosos en la historia reciente de Estados Unidos.

Agrega que los del partido rojo mantienen una posición irreflexiva y no piensan a la hora de expresar su negativa a eliminar algo que es factible antes de fin de año.

El rotativo subraya que «sería más seguro Estados Unidos y ayudaría a restaurar la imagen del país» como un defensor de los derechos humanos y ahorrar a los contribuyentes millones de dólares.

En las pasadas semanas, plantea, el Pentágono y el Departamento de Estado hicieron considerables progresos hacia el objetivo de reducir aún más el número de detenidos en el enclave naval que Washington ocupa contra la voluntad del pueblo cubano.

En el centro carcelario creado presuntamente para luchar contra el terrorismo aún hay 91 reos, de los cuales el gobierno espera reubicar a 35 en otros países para este verano.

De los 56 restantes, aclara, 10 fueron condenados por cargos de terrorismo o tienen casos pendientes ante la comisión militar establecida para procesar a sospechosos de terrorismo, mientras el destino de los otros 46 es incierto.

Los abogados que representan a los presos dicen que aproximadamente 10 de ellos estarían dispuestos a declararse culpable en una corte federal de los cargos tales como proporcionar apoyo material al terrorismo o conspiración para cometer terrorismo.

Funcionarios estadounidenses exploran la posibilidad de enviar a algunos detenidos a países aliados que podrían estar dispuestos a procesarlos, mientras en los próximos meses, un comité de revisión formado por funcionarios de varias agencias de seguridad nacional analizarán si algunos de los detenidos restantes pueden ser liberados.

La reducción del número de arrestados en el enclave haría que el costo del funcionamiento de la prisión en el extranjero sea cada vez más difícil de justificar, añade.

El costo para los contribuyentes en el año fiscal 2015 alcanzó la asombrosa suma de 445 millones de dólares, lo que evidencia que por cada detenido allí se desembolsa más que por cada reo en un establecimiento penitenciario de máxima seguridad en territorio continental.

Precisa el Times que funcionarios del Pentágono estudiaron los sitios de detención en Estados Unidos, donde pueden ser enviadas pero, desafortunadamente el Congreso niega la aprobación de una ley que permita a la administración llevar a los reos a suelo estadounidense.

Funcionarios de la Casa Blanca, subraya, sugieren que tal actitud limita indebidamente la autoridad ejecutiva del presidente, lo cual puede desencadenar un enfrentamiento constitucional durante las últimas semanas de la presidencia de Obama.

El Times llama a los jefes de los comités de servicios armados de la Cámara y el Senado a trabajar para alcanzar un acuerdo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.