Europa, la migración y un concierto desafinado

La reunión de titulares del Interior europeos pretende cosechar concordia en un vasto campo de acciones particulares

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, febrero 25.— Los ministros del Interior de la Unión Europea (UE) se reunieron este jueves aquí con la esperanza de fijar una política migratoria común frente a las diversas iniciativas tomadas por algunos países de la ruta de los Balcanes.

AFP reporta que la reunión tiene lugar al día siguiente de un encuentro restringido en Viena que excluyó al Gobierno de Grecia, principal país de entrada en la UE. Serbia y Macedonia, que no integran la UE, pero por donde transitan muchos migrantes rumbo al norte europeo, fueron invitados a un diálogo previo a la reunión ministerial.

Al igual que Austria y Eslovenia (miembros de la UE y del espacio Schengen de libre circulación), Serbia y Macedonia tendrán que explicar las medidas que adoptaron para reducir la entrada de migrantes.

Esas medidas han provocado una situación crítica en Grecia, que teme verse desbordada con cada vez más migrantes bloqueados dentro de sus fronteras.

«Las iniciativas aisladas no llevan a ninguna parte», declaró el comisario europeo de Migración, el griego Dimitris Avramopoulos. «Están en juego la unidad de la Unión Europea y vidas humanas», agregó.

«Es positivo que hoy todo el mundo esté alrededor de la mesa», dijo el ministro holandés de Inmigración, Klaas Dijkhoff, cuyo país asume la presidencia rotativa del Consejo de la UE.

Durante la reunión, los ministros de los 28 países de la UE recibirán al viceministro de Interior turco Sebahattin  Ztürk para repasar los esfuerzos en pos de frenar el flujo migratorio hacia la UE, con vistas a la cumbre UE-Turquía sobre el tema, el 7 de marzo.

A pesar de los compromisos de Turquía, el número de migrantes provenientes de las costas turcas a Grecia sigue siendo «demasiado elevado», según los dirigentes europeos.

Desde el inicio del 2016, Grecia registró la llegada de 102 000 migrantes a través del Mediterráneo, indicó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La decisión de los afganos de Macedonia de impedir el tránsito por su territorio y exigir documentos de identidad a los sirios e iraquíes complica aún más las tareas de las autoridades griegas.

En tanto, ANSA reportó que la Comisión Europea dijo «no entender» la decisión de Hungría de convocar un referendo sobre el reparto de refugiados entre los países de la UE.

«Hemos sabido por la prensa del referendo de Hungría sobre las cuotas, pero no logramos entender cómo se integra en el proceso de decisión de la UE», indicó una portavoz del ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud.

El premier húngaro Viktor Orban anunció que convocará un referendo sobre el plan de reparto de refugiados entre los países europeos, al que su Gobierno se opone.

«Europa es un conjunto de derechos y de deberes, de solidaridad y responsabilidad: o se toma todo junto o es demasiado cómodo aceptar las cosas que te convienen y no las que te suponen un peso y un trabajo», comentó el ministro del Interior italiano Angelo Alfano ante la postura de Orban.

El referendo ha levantado mucha polémica. Mientras, según Reuters, el ministro de Inmigración de Holanda, Klaas Dijkhoff, afirmó que Hungría tiene derecho a celebrarlo; juristas especializados en Derecho Internacional como Laszlo Valki o Attila Mraz consideran que no sería vinculante para los órganos que toman decisiones en Bruselas. Esos especialistas —refiere ANSA— consideran que la consulta sería ilegal porque la Constitución promulgada por el mismo Gobierno de Orban prohíbe la celebración de referendos sobre tratados y obligaciones internacionales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.