Papeles de Panamá «arden» primero en Islandia

Con su renuncia, el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, se convierte en la primera víctima de peso por las revelaciones de los denominados Papeles de Panamá

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES/REIKJAVIK, abril 5.— El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, renunció este martes, después de que los documentos filtrados de un bufete panameño mostraron que su esposa tiene una compañía offshore acreedora de los quebrados bancos de su país, informó su partido.

Reuters reportó que Gunnlaugsson se convierte así en la primera víctima de peso por las revelaciones de los denominados Papeles de Panamá, que han puesto al descubierto denunciados arreglos financieros de políticos y figuras públicas de todo el mundo y de las compañías e instituciones financieras que usan.

El Primer Ministro islandés renunció antes de votarse una moción de censura, horas después de pedir al Presidente del país la disolución del Parlamento. El número dos del gobernante Partido Progresista, Sigurdur Ingi Johansson, actual ministro de Pesca y Agricultura, dijo a los periodistas que la formación planea nombrarlo como nuevo líder.

Los más de 11,5 millones de documentos fueron filtrados desde el bufete panameño Mossack Fonseca. Los documentos provocaron la ira mundial por evidenciar la capacidad que tienen los ricos y famosos para distribuir su dinero y evitar impuestos, mientras muchas personas sufren por la austeridad y las dificultades.

Según los medios que han tenido acceso a los archivos de Mossack Fonseca, más de la mitad de las compañías creadas por la firma están registradas en las Islas Vírgenes Británicas, donde no es necesario informar a las autoridades sobre los detalles de la propiedad.

Destacadas figuras e instituciones financieras respondieron a las filtraciones y negaron haber cometido irregularidades, mientras fiscales y reguladores empiezan a revisar la investigación elaborada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), con sede en Estados Unidos, y otras organizaciones de medios.

Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Austria, Suecia y Holanda se encuentran entre las naciones que han iniciado investigaciones.

Mossack Fonseca ha creado más de 240 000 sociedades offshore para clientes de todo el mundo, pero niega haber cometido ilegalidades. Por el contrario, asegura que es víctima de una campaña contra la privacidad y que los informes de los medios deforman la naturaleza de su negocio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.