Ecuador comienza a recibir ayuda tras sismo de 7.8

Se han reportado más de 55 réplicas desde que ocurrió el terremoto, el más fuerte desde el año 1979

Autor:

Telesur

El presidente Rafael Correa informó a través de Twitter que la cifra de muertos por el terremoto de magnitud 7,8 grados en la escala de Richter, que ocurrió en la noche de este sábado, ascendía a 233, luego que el reporte de esta mañana arrojara 77 fallecidos y 588 heridos.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glass, detalló que han empezado a repartir 3 000 kits de alimentos y ayudas a los afectados. Informó que su persona junto con todo el personal de rescate realizará un recorrido por Manabí en el suroeste del país y las zonas afectadas por el potente temblor.

Reportó que comienza a restablecerse el servicio de energía de forma parcial en las zonas afectadas y que están trabajando en los lugares donde no ha llegado la electricidad.

«Levantamos postes y redes eléctricas para que permita recuperar la manera más pronta el servicio de electricidad, se están instalando estaciones móviles en Pedernales para garantizar la cobertura», dijo.

Asimismo, recordó que las operadoras móviles han abierto de manera gratuita el envió de mensajes para colaborar con la emergencia.

Ratificó que no se presentan daños en las represas que controlan recursos hídricos ni tampoco en oleoductos. No obstante, declaró que sí hay algunas vías que han resultado afectadas, sobre todo en Manabi y Pedernales.

Por otro lado, Glas comentó que está coordinando la ayuda internacional enviada desde Venezuela y México. «Acabamos de recibir llamadas de países hermanos dispuestos a este momento», indicó.

Hasta ahora se han reportado más de 55 réplicas desde que ocurrió el sismo.

Las autoridades han desplegado por todo el país unos 14 mil funcionarios, entre efectivos de las Fuerzas Armadas, rescatistas, bomberos y médicos, para atender la emergencia nacional.

El presidente Rafael Correa firmó un decreto de emergencia que comprende la disposición de 600 millones de dólares para atender a las víctimas e iniciar la reconstrucción, luego de que el potente sismo haya acabado con grandes infraestructuras.

La provincia más afectada es Manabí, especialmente las comunidades de Pedernales y Portoviejo.  «El nivel de afectación es importante y tenemos dificultades para llegar al sitio del desastre, tenemos que calificarlo de esa manera», expresó el vicepresidente de la nación, Jorge Glas.

El mandatario ecuatoriano pidió desde Roma, Italia que el país se una en este momento de emergencia que enfrenta Ecuador y llamó a la calma.

El jefe de Estado ya se encuentra de regreso al país para atender personalmente la catástrofe y confirmó la firma del decreto de Estado de excepción para el territorio nacional y la activación de líneas de crédito multilaterales.

Agregó que lo más importante es salvaguardar las vidas humanas y que siguen evaluando el daño en infraestructura de las zonas más afectadas como la ciudad de Portoviejo y el cantón Pedernales, ubicados en Manabí.

De igual modo, envió un mensaje de solidaridad y condolencias a los familiares de las personas fallecidas, que por la magnitud del sismo podrían ser más», advirtió el dignatario.

«Nuestra total solidaridad, infinito amor a las familias de los fallecidos, nuestro acompañamiento a los heridos», dijo.

Desde el vuelo de regreso se analizará donde aterrizará el avión presidencial si en Manabí, Guayaquil y Esmeraldas para supervisar las zonas afectadas, informó Andes.

El Estado de Excepción se mantiene para seis provincias: Esmeraldas, Manabí, Santa Elena, Guayas, Santo Domingo y Los Ríos.

El vicepresidente ratificó que se trata del sismo más fuerte desde el año 1979.

Declaró que no existe infraestructura de represas afectadas y el servicio en Manabi se está restableciendo de manera paulatina. Igualmente, dijo que se han activado organismos internacionales que prestarán asistencia de emergencia a las zonas afectadas.

El gobierno de Venezuela anunció que enviará a Ecuador en las próximas horas un avión con una veintena de rescatistas a bordo, así como también alimentos y víveres para ayudar a socorrer a las víctimas del fuerte terremoto registrado este sábado.

La información la dio a conocer la embajadora de Venezuela en Quito, Carol Delgado, quien detalló que «el vuelo trae a un grupo humanitario Simón Bolívar especializado en rescates y en emergencias médicas, lo cual se convertiría en la primera ayuda internacional que reciba este país para afrontar la catástrofe».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.