Alcanzar los sueños con sus propias manos

En este 2016, el continente llega al aniversario con noticias de prosperidad: alcanzará un crecimiento económico medio de 3,7 por ciento

Autor:

Marylín Luis Grillo

Desear un año mejor y, sobre todo, luchar por lograr un año mejor: así llega África a su Día Mundial, y para este 25 de mayo se pone sus mejores galas, aunque muchos volteen el rostro sin poder ver allí más que pobreza y subdesarrollo, incapaces de admirar cuánto ha hecho ese pueblo desde la fundación de la Organización de Unidad Africana, hoy Unión Africana (UA), hace ya 53 años.

En este 2016, el continente llega al aniversario con noticias de prosperidad: alcanzará un crecimiento económico medio de 3,7 por ciento, de acuerdo con un informe del Banco Africano de Desarrollo (BAD). La cifra está por encima de las previsiones para Estados Unidos (2 por ciento) y Europa (1,4 por ciento) e incluso del total mundial, que no rebasa los tres puntos porcentuales.

El crecimiento de África habla tanto de retos como de oportunidades: tratar de establecer un desarrollo inclusivo, implementar programas de urbanización y realizar una mayor inversión para la juventud, que constituye los dos tercios de su población.

Esta transformación supone también el reto de lograr un desarrollo sostenible que no descuide el bienestar de los habitantes de las ciudades y gestione bien el aumento de la densidad de población, advierte el BAD. En tanto, su director de Investigación, Abebe Shimeles, ratificó que «los países africanos, entre los que se cuentan algunos de los que más crecen del mundo, han mostrado una resistencia admirable frente a las adversidades económicas globales».

Y es cierto. Pese a las guerras y el terrorismo, las sequías y los problemas de alimentación —elementos que constituyen la mayoría de los titulares noticiosos del mundo referidos a África— algunos datos pasan casi inadvertidos: al menos seis países africanos prevén expansiones económicas mayores que la de China. Cote D’Ivore se encuentra en la cima continental con 8,6 por ciento.

Construir juntos el futuro

«Los tiempos han cambiado en África», afirman sus propios dirigentes y empresarios en uno de los documentos del Foro de Negocios para África de este año, y los cambios se registran en múltiples sentidos.

Ya en 2014, la publicación Infraestructuras 100, de la auditora global KPMG, incluyó dentro de su selección de los cien mayores proyectos de infraestructuras a nivel mundial, 12 realizados en África.

Las construcciones se eligen por su valor económico, su ambición arquitectónica y por su impacto social. En el caso de las africanas implican, además, darles solución a sus necesidades; por lo que seis de ellas están relacionados con el transporte y dos con la generación de energía.

Pero, más importante aun: implican la unidad de un continente que sabe que juntos podrá vencer los retos de siglos de colonización y saqueo, pues más de un tercio de las obras implican la participación de dos o más países.

Hoy día, se ejecutan o están en su etapa de planificación grandes proyectos de carácter autónomo que atraen a los inversores privados, al tiempo que constituyen soluciones a necesidades de la población africana.

La hidroeléctrica Inga III, en República Democrática del Congo, que planea establecer una red generadora de energía —el Gran Inga— mayor que la de las Tres Gargantas en China (la más potente hasta el momento) y que podrá generar más de un tercio de la energía eléctrica necesaria en África; el oleoducto Uganda-Tanzania; el primer aeropuerto que funciona con energía solar del continente en Sudáfrica y el área económica comercial común El Cairo-Ciudad del Cabo, que establecerá una red de intercambio desde el norte hasta el sur del continente, son planes que representan el buen camino que sigue África, al menos en el tema económico, en el cumplimiento de su Agenda 2063, fecha en la que además se cumplirán los cien años de creada la UA.

No queda duda: África recibe su Día con anhelos y ambiciones, celebrando la unidad de su diversidad, su historia común y su futuro, aunque queden deudas por saldar, deseos por cumplir y sueños por alcanzar. Como bueno amigos, no nos queda más que continuar brindando, año tras año, nuestra solidaridad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.