La Habana, digna capital de una Zona de Paz - Internacionales

La Habana, digna capital de una Zona de Paz

Tras tres años y siete meses de diálogos en Cuba, con el acuerdo firmado la víspera, el Gobierno colombiano y las FARC-EP se aproximan a la paz anhelada por su pueblo y la región

Autores:

Juana Carrasco Martín
Yailé Balloqui Bonzón
Nyliam Vázquez García
Marylín Luis Grillo
Enrique Milanés León

EL Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz, encabezó junto con Juan Manuel Santos Calderón, mandatario de Colombia; Timoleón Jiménez, jefe del Estado Mayor Central de las FARC-EP; y Ban Ki-moom, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la ceremonia de firma del Acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, la dejación de las armas y las garantías de seguridad.

Humberto de la Calle e Iván Márquez, jefes para estas conversaciones de las delegaciones del Gobierno de Colombia y de las FARC-EP, respectivamente, firmaron los acuerdos bajo el cerrado aplauso de los asistentes. También rubricaron el documento los representantes de Cuba (Rodolfo Benítez) y de Noruega (Dag Nylander), como naciones garantes, y Nicolás Maduro y Michelle Bachelet, presidentes de Venezuela y Chile, países acompañantes.

El Presidente Raúl Castro Ruz recibió los acuerdos y los entregó tanto al Jefe de Estado colombiano Juan Manuel Santos como al jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez. Tras la firma, ambas personalidades colombianas saludaron a su vez al Secretario General de la ONU y a Børge Brende, canciller noruego.

Previamente, Benítez y Nylander, habían dado lectura alternadamente al Comunicado conjunto 76, que recoge los compromisos del Gobierno de Colombia y de las FARC-EP en esta fase trascendental rumbo a la paz definitiva.

Las partes anunciaron haber llegado a acuerdos sobre «Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de Armas», «Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz» y sobre «Refrendación»

El documento expone los compromisos, objetivos, mecanismos de monitoreo y verificación, adaptación de los dispositivos en el terreno, establecimiento de las zonas de seguridad, mecanismos de dejación de las armas y compromisos de parte y parte, entre otros asuntos.

Tras exponer minuciosamente los detalles del acuerdo, los representantes de los países garantes de las conversaciones solicitaron al Secretario General de la ONU que se ponga en marcha todo el despliegue logístico de monitoreo y verificación necesario para la implementación exitosa del acuerdo.

La ceremonia tuvo lugar en el salón de protocolo del Laguito ante la presencia, además, de la canciller colombiana María Ángela Holguín, de representantes de partidos y movimientos políticos y sociales de esa nación, de los ministros de Defensa y el Interior colombianos, de mandatarios de la región y de otras personalidades internacionales.

El anuncio de este jueves significa hasta la fecha el mayor avance en todo el proceso de paz para Colombia y acerca, como nunca antes, la posibilidad de cesar un conflicto armado que por más de 50 años ha desangrado internamente a ese país latinoamericano.

La Comunidad de Países Latinoamericanos y Caribeños (Celac) pondrá a disposición de la Misión de la ONU los observadores que se requieran para el monitoreo y la verificación de lo acordado.

Antes del inicio de la ceremonia, el Presidente cubano recibió a las personalidades, tanto de la región como de organismos internacionales, que vinieron a La Habana para la histórica firma.

Además de al líder de la ONU y a las autoridades de Noruega, Venezuela y Chile, más directamente vinculadas al proceso, el mandatario cubano saludó personalmente al enviado especial de la Unión Europea para el proceso de paz en Colombia, Eamon Gilmore, así como a Mogens Lykketoft, presidente del septuagésimo período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Además, Raúl dio la bienvenida al presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, a Danilo Medina, mandatario de República Dominicana y presidente pro témpore de la Celac, y al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

La Mesa de conversaciones entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP se activó en La Habana el 19 de noviembre de 2012 y a través de un intenso proceso ha logrado previamente acuerdos relevantes sobre los puntos 1: «Política de desarrollo agrario integral», 2: Participación política», 4: «Solución al problema de las drogas ilícitas» y 5: «Víctimas».

Firman acuerdo, FARC-EP y Gobierno colombiano para paz en Colombia.

Timoleón Jiménez y Juan Manuel Santos

Las balas escribieron nuestro pasado, la educación escribirá nuestro futuro, frase grabada en el «balígrafo» regalado por Santos a Timoleón Jiménez

Danilo Medina, Presidente de la República Dominicana

Humberto La Calle firmó el documento por el Gobierno de Colombia

Iván Márquez rubricó el acuerdo por las FARC-EP

En nombre de los garantes del proceso de paz, firmaron el acuerdo Rodolfo Benítez, por Cuba

y Dag Nylander, por Noruega

Palomas del mundo rumbo a Bogotá

Como se esperaba, la noticia ha tenido amplia repercusión internacional y líderes mundiales han manifestado la satisfacción de sus pueblos por el importante paso. Desde Caracas, medios venezolanos resaltan la importancia del acuerdo. El periódico Correo del Orinoco publicó que el Gobierno y la guerrilla lograron un pacto sin precedentes, en el que se aúnan los más altos principios y el respeto a los derechos inalienables del pueblo colombiano. Ese mismo medio resalta, según Prensa Latina, que se crearán 23 zonas para la dejación de armas y la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros.

En tanto, un portal de noticias publicaba fragmentos del discurso del Presidente cubano Raúl Castro, quien recordó que cuando las negociaciones se iniciaron en noviembre de 2012 muchos vaticinaban su fracaso, como había ocurrido con anteriores procesos pacifistas, pero se impuso la voluntad de diálogo de ambas partes.

Mientras, el canciller de Ecuador, Guillaume Long, instó a acompañar la paz de Colombia, de América Latina y de todos. «Gran alegría por cese el fuego entre Gobierno colombiano y FARC. Acompañemos paz de Colombia, de América Latina y de todos. Felicitaciones», expresó el Ministro de Relaciones Exteriores mediante su perfil en la red social Twitter.

La agencia Xinhua informó que el Gobierno de Paraguay saludó «con satisfacción» el acuerdo. La Cancillería comunicó que tiene «confianza en que el pueblo colombiano, al que le ligan históricos y muy estrechos vínculos de solidaridad y cooperación, sabrá encauzar el histórico acuerdo para cimentar un porvenir cada vez más venturoso».

El Gobierno costarricense felicitó a su par colombiano y a las FARC-EP por el acuerdo firmado en La Habana, «exitosa culminación de las negociaciones para el cese al fuego bilateral y definitivo en Colombia, paso previo a la firma de un acuerdo de paz», señala el comunicado oficial de la Cancillería.

Según ANSA, el Ejecutivo argentino felicitó a las autoridades y al pueblo colombianos por el acuerdo, «producto de la clara voluntad y del coraje de una nación que ha decidido poner fin a más de 50 años de luchas fratricidas», señaló un comunicado de prensa.

En otro texto, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, felicitó al presidente Juan Manuel Santos y a su contraparte por la negociación de este hito y sus esfuerzos en curso para concluir un conflicto con las FARC-EP que ha afectado a su nación durante 52 años, la guerra de más larga duración en el hemisferio.

Kerry señaló que su país trabajará en estrecha colaboración con Bogotá para asegurarse de que los compromisos asumidos durante las negociaciones ofrezcan beneficios tangibles para los ciudadanos del país y reconoció el duro trabajo de los equipos de negociación y el papel constructivo desempeñado por Noruega y Cuba, garantes del proceso de paz.

Un despacho de EFE señala que Estados Unidos «analizará el comportamiento» de las FARC-EP a partir del alto al fuego en Colombia para decidir si retira a la guerrilla de su lista de organizaciones terroristas, pero tomará esa decisión de forma «independiente».

Desde Roma, el primer ministro italiano Matteo Renzi escribió en su cuenta de Twitter: «Gracias Presidente Santos. Jornada histórica. #SiALaPaz», celebrando así la firma del alto al fuego entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP.

También la Unión Europea (UE) se pronunció. Según AFP, el bloque destacó el histórico acuerdo de cese al fuego firmado entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC-EP y los urgió a continuar sus esfuerzos para alcanzar una paz duradera. «Hoy hemos asistido a un histórico anuncio en La Habana», dijo en un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Otro que se expresó al respecto fue el Gobierno francés, cuyo canciller, Jean Marc Ayrault, se congratuló por la firma. «Se abre la vía para que se alcance rápidamente un acuerdo de paz global para poner fin a un conflicto que, en medio siglo, ha dejado varias decenas de miles de muertos y más de seis millones de desplazados», sostuvo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.