Venezuela asume dirigencia de Mercosur Social

La nación latinoamericana asumió este miércoles la presidencia pro témpore de la Cumbre Social del Mercado Común del Sur con el compromiso de continuar la estrategia de integración y unidad de la organización

 

Autor:

Juventud Rebelde

MONTEVIDEO, julio 1ro.— Con el compromiso de seguir construyendo un mecanismo de integración mucho más amplio y participativo, Venezuela asumió este viernes la presidencia pro tempore de la Cumbre Social del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Un abrazo entre Federico Gomensoro, del Punto Focal de Uruguay para las Cumbres Sociales del Mercosur, y Marcos Medina, del Punto Focal Principal de Venezuela, selló el traspaso bajo fuertes aplausos de las organizaciones y movimientos sociales, en la última jornada de una reunión que concluyó este viernes en Montevideo, Uruguay, dijo PL.

Con mucho cariño entregamos la presidencia del Mercosur Social a los venezolanos en respeto al Derecho Internacional y a la libre autodeterminación de los pueblos, dijo Gomensoro.

Medina, por su parte, manifestó sentirse muy motivado a seguir construyendo un Mercosur mucho más amplio y participativo, donde los pueblos y movimientos sociales de los países de los Estados parte puedan seguir encontrándose para el intercambio de ideas.

Significó que estamos en un escenario en el que debemos construir y consolidar la integración para el futuro, y recordó al Comandante Hugo Chávez cuando llamaba a consolidar los procesos de integración «porque contribuyen a fortificar la hermandad entre los pueblos».

La declaración final de la XX Cumbre Social del Mercosur, tras una reunión de dos días, expresó su apoyo a la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro e hizo un  llamado a una mayor integración regional, detalló EFE.

La vigésima edición de esta cumbre emplazó desde el jueves en Montevideo a las organizaciones sociales y sindicales del bloque, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, con Bolivia en proceso de adhesión.

Las organizaciones y movimientos sociales llamaron a —en caso de prosperar el golpe de Estado en Brasil, con la separación definitiva de Dilma— solicitar que los gobiernos de América Latina y el Caribe denuncien esta ruptura democrática y se aplique de inmediato el Protocolo de Ushuaia del Mercosur.

Este mecanismo establece la aplicación de sanciones a los países donde se violentan el orden democrático y fue aplicado por última vez a Paraguay cuando el golpe de Estado parlamentario al entonces presidente Fernando Lugo.

La declaración saludó la presidencia pro tempore de Venezuela con la expectativa de que la misma contribuya a seguir avanzando en la consolidación del Mercado Común del Sur.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.