Dilma asegura que luchará hasta el final

Para la condena definitiva en el golpe de Estado parlamentario es necesario el voto a favor de la acusación de 54 senadores

Autor:

Juventud Rebelde

RÍO DE JANEIRO, agosto 22.— A tres días del inicio de la votación final sobre el impeachment o juicio político en el Senado que podría decidir su destitución, la presidenta brasileña suspendida Dilma Rousseff reiteró que no renunciará a su cargo.

«No tengo la mínima intención de renunciar, no les haré ese regalo», dijo en una entrevista con el canal Sbt en alusión a sus adversarios políticos; y agregó: «Lucharé hasta el final», citó ANSA.

Para la condena definitiva en el golpe de Estado parlamentario es necesario el voto a favor de la acusación de 54 senadores.

Según comenta Notimex, tras la apoteosis olímpica, la crisis político-económica que azota al país emergerá con la fase decisiva del juicio a Dilma Rousseff que comienza el jueves y la semana próxima se hará la votación, pues los 81 senadores votarán en una sesión maratónica, que debe iniciar el 25 y terminar el 31, si Rousseff vuelve al poder o pierde su mandato definitivamente.

IPS recuerda que 60 de los 81 senadores aprobaron el enjuiciamiento de la Presidenta el 9 de agosto, lo que anticipa que se alcanzará con creces la mayoría de dos tercios que la Constitución exige para inhabilitarla definitivamente.

Ese fue el último paso para abrir el juicio que pondrá fin al largo proceso destinado a sacar del poder a la primera mujer que alcanzó la presidencia de Brasil, al ganar los comicios de 2010 y resultar reelecta en 2014 por 54 millones de votos.

Pero en la agenda política brasileña también sigue latente la imprevisible Operación Lava Jato, sobre la corrupción en la estatal Petrobras, y en las próximas semanas debe conocerse el contenido de las declaraciones de empresarios juzgados que aceptaron contar todo cuanto saben de la trama a cambio de una remisión de sus penas, agrega Notimex.

Un asunto de alto riesgo, porque podría afectar de nuevo al Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pero también al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Michel Temer, lo que generaría más inestabilidad, comenta Notimex.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.