Sentar una paz estable y duradera

Garante de Noruega leyó el acuerdo final para el fin del conflicto en Colombia

Autor:

Marylín Luis Grillo

El Acuerdo final, integral y definitivo para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera en Colombia, alcanzado por el gobierno del país y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) fue leído por el garante de Noruega Dag Nylander.

«No queremos que haya una víctima más en Colombia», reza el documento que indica además, que el fin del conflicto supone el inicio de una nueva etapa histórica, de un «período de transición» que llevará a la unión de todo el pueblo colombiano, al incremento de la democracia y a la construcción de una paz estable y duradera con la participación de todos los grupos políticos y sociales.

El texto alcanzado «incluye una serie de acuerdos que crean un todo indisoluble», continuó el garante noruego, que se corresponden con la agenda asumida en 2012.

Asimismo, aborda un enfoque inclusivo de género, ético y regional; con la visión de los más vulnerables y teniendo en cuenta las particularidades y características económicas, sociales y culturales de todos los territorios de Colombia.

Al respecto, el acuerdo particulariza en la importancia de la participación ciudadana en la construcción de la paz y en la creación e implementación de los planes en los territorios, lo cual constituye «garantía de transparencia» del proceso que se abre con el fin del conflicto.

Igualmente, menciona el documento el valor del reconocimiento de las víctimas y de las responsabilidades de todo lo ocurrido para la edificación de la paz y la reconciliación nacional.

Seis puntos con sus correspondientes acuerdos forman parte del convenio final y definitivo. De esta forma, el primer aspecto se relaciona con la «Reforma rural integral», que, entre otros elementos, busca romper las barreras entre el campo y la ciudad y erradicar la pobreza extrema.

El segundo punto se refiere a  la «Participación política, apertura democrática para alcanzar la paz», que enriquecerá el debate, fortalecerá el pluralismo y la representación de los intereses de la ciudadanía.

En tanto el tercero aborda el «Cese al Fuego y hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas», que incluye las garantías a la seguridad y lucha contra la corrupción, así como la reincorporación de las FARC-EP a la vida civil en lo económico, social y político de acuerdo con sus intereses, que les permitirá convertirse en actores válidos dentro de la democracia.

Los últimos tres puntos son: «Solución del problema de las drogas ilícitas», «Víctimas» y el «Mecanismo de implementación y verificación del acuerdo final de paz y de resolución de diferencias».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.