Ratifica Santos que cese el fuego está vigente

Las FARC-EP, en tanto, declararon que mantienen su apuesta por la paz, tras el triunfo del NO en el plebiscito de este domingo en Colombia

Autor:

Marina Menéndez Quintero

BOGOTÁ, octubre 2.— El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó que a pesar del triunfo del No en el plebiscito de este domingo el cese el fuego sigue vigente, en tanto desde La Habana, el líder de las FARC-EP Timoleón Jiménez reiteraba la apuesta de ese movimiento por la paz.

A poco de conocerse los resultados que arrojaron 50,23 puntos porcentuales para el No y 49,75 para el Sí, Santos aseveró en rueda de prensa tras reunirse con su gabinete ministerial que la decisión democrática del pueblo colombiano no debe afectar la estabilidad del país, publicó Telesur.

«Como Presidente conservo intactas mis facultades y mis obligaciones para mantener el orden público y negociar la paz», dijo el Jefe de Estado, e informó que convocó a una reunión, este lunes, a todas las fuerzas políticas del país, en particular las que se pronunciaron por el No, para establecer el diálogo. «Buscar puntos de encuentro y de unidad es ahora más importante que nunca», puntualizó.

También dio a conocer que giró instrucciones al jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, y al alto comisionado de la paz, Sergio Jaramillo, de viajar a La Habana para hablar con los negociadores de las FARC-EP, dijo la multinacional.

«Ahora vamos a decidir entre todos cuál es el camino que debemos tomar para que la paz sea posible y salga más fortalecida», afirmó el mandatario.

Con escaso tiempo de diferencia, el mensaje del Comandante Timoleón Jiménez también fue alentador en cuanto a la voluntad política de las partes de no darse por vencidos. El líder de las FARC-EP lamentó «profundamente que el poder de los que siembran odio y temor haya influido en la opinión de la población colombiana», y aseguró que sus miembros continuarán con la disposición de utilizar la palabra como arma. El Comandante insurgente reiteró que la paz triunfará pese a estos resultados.

Una mirada rápida a lo acontecido en la jornada electoral hizo notar el alto grado de abstención, que fue del 63 por ciento de modo que solo el 37 acudió a votar, así como el hecho de que el Sí triunfara en todos los departamentos fronterizos de Colombia, es decir, los que más sufren la guerra.

Análisis a priori, por otra parte, hacen reflexionar en las palabras de Timoleón Jiménez cuando se refirió en su mensaje a la influencia que tuvieron en la opinión pública quienes «siembran odio y temor»: esa fue la estrategia de una campaña por el No que centró su discurso no en contra de la paz, sino contra la manera en que esta se había pactado, abogando por una renegociación de los acuerdos que fue negada por los negociadores y por el presidente Santos.

Esas fuerzas, entre las que descuella el partido Centro Democrático que lidera el expresidente conservador Álvaro Uribe, cuestionan las facilidades otorgadas a la guerrilla para que pase a ser un partido político, entre otras críticas que satanizan a los insurgentes y su inserción en la vida civil.

Analistas que conversaron con Telesur al saberse los resultados se preguntaban si en el diálogo convocado por Santos sería posible que participara Uribe.

Aunque no afloró en los medios, también planeaba la pregunta de hasta dónde la celebración del plebiscito a apenas poco más de un mes de suscribirse los acuerdos, habrían dado la oportunidad a todos los ciudadanos de conocer el documento, que contiene más de 200 páginas.

La activista por la paz Piedad Córdoba se manifestó a favor de mantener los esfuerzos por la paz, derrotero expresado también por el legislador Iván Cepeda, quien escribió en su cuenta en Twitter: «No dejaremos que se nos escape la oportunidad de construir la Paz para Colombia. Con imaginación y apertura buscaremos la salida».

Aunque observadores hacían notar que el Gobierno no estaba obligado a someter el plebiscito a consulta, lo cierto es que en ausencia de una Asamblea Constituyente que la avalara, como pidió en su momento la insurgencia, el voto popular era la manera de legitimar y refrendar lo acordado.

Como no se habían establecido variantes previamente para el caso del triunfo del No, toda vez que desde un primer momento se dijo que no habría renegociación de lo pactado, no estaba clara en la noche de este domingo cuál podría ser esa salida para el callejón en que se hallan los acuerdos. De momento, la vía más expedita parecía ser el acuerdo nacional a que invitó el presidente Santos, y la voluntad de ambas partes de no renunciar a esta oportunidad para empezar a transitar hacia una verdadera paz, más allá del cese del ruido de las armas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.