Solo una certeza: no es Hamon

El desgaste del partido de gobierno y las fuerzas tradicionales excluyen de la ecuación a los socialistas

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, abril 19.— El centrista Emmanuel Macron es favorito para ganar las elecciones presidenciales en Francia, según mostró este miércoles un sondeo que ratifica que la primera ronda de votación, el domingo 23, será muy cerrada.

Dada la previsión de que ningún candidato obtendrá el 50 por ciento de los votos en la primera vuelta, la atención se centra en los cuatro políticos con mejores opciones de integrar el dúo que discutirá la presidencia en la segunda.

Macron, del Movimiento En Marcha; Marine Le Pen, del Frente Nacional, de extrema derecha; el conservador François Fillon, de Los Republicanos, y el izquierdista Jean-Luc Melenchon, guía de Francia Insumisa, encabezan una carrera en la que Benoît Hamon, del gubernamental Partido Socialista, parece haber perdido toda posibilidad de éxito.

Reuters refiere que Macron y Le Pen han perdido fuerza, pero se espera que clasifiquen para la segunda vuelta del 7 de mayo, donde Macron ganaría, según una encuesta a 11 601 personas realizada por la firma Cevipof.

Le Pen, que en la última semana ha insistido en frenar la inmigración con el discurso nacionalista de «retornar Francia a su gente», ha caído en 2,5 puntos porcentuales en intención de voto desde principios de abril para ubicarse en el 22,5 por ciento, mientras que Macron ha perdido dos puntos porcentuales y ahora está en el 23 por ciento.

Por el contrario, Jean-Luc Melenchon sigue su dinámica de ascenso y ya alcanza el 19 por ciento de posibles votos, solo medio punto menos que Fillon, pese a que hasta hace muy poco este le sacaba amplia ventaja.

La agencia DPA señala que Macron, que quiere romper el esquema de derecha-izquierda y se presenta como independiente, aboga por suprimir 120 000 puestos de trabajo en los servicios públicos.

Marine Le Pen, euroescéptica apasionada, aspira a convocar un referendo sobre la permanencia del país en la Unión Europea, y a sacarlo del euro y del espacio Schengen.

Fillon propone eliminar la semana laboral de 35 horas, subir la edad de jubilación a 65 años hasta 2022 y suprimir medio millón de empleos en el servicio público, con la promesa de ser «el presidente del saneamiento nacional».

Melenchon se pronuncia por salir de la OTAN, «para no estar implicados en guerras que no controlamos», negociar los tratados europeos y abandonar la energía nuclear.

Benoît Hamon, para muchos el «convidado de piedra», propone introducir un ingreso básico, gravar más los beneficios de los bancos y reservar el 50 por ciento de las licitaciones públicas a las empresas francesas. En migración, opta por un «visado humanitario».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.