Advertencia doble en Argentina - Internacionales

Advertencia doble en Argentina

Miles de argentinos fueron a Plaza de Mayo contra la ley 2X1, a pesar de que el Congreso la blindó

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Tal vez la vuelta de tuerca que ha significado el Gobierno de Mauricio Macri pueda seguir con los cortes de salarios, las subidas en la electricidad y el gas, el cierre de las empresas y el aumento de los despidos, como en la mejor época del menemismo... Pero difícilmente las organizaciones de defensa de derechos humanos, sociales y sindicales, e incluso partidos políticos, no se unieran —como lo hicieron ayer— para protestar contra una nueva vía libre a esa impunidad que reinó por tanto tiempo.

El renacimiento y la posible extensión de la llamada Ley 2x1, derogada en 2001 y que cuenta cada año cumplido por un reo como dos, no solo vulneraba la memoria de los más de 30 000 desaparecidos durante la dictadura y del medio millar de bebés nacidos en las cárceles clandestinas y apropiados por los militares...

Luego de aplicarse la legislación a favor de Luis Muiña —quien llegó a dirigir un centro clandestino de reclusión en el hospital Posadas—, las puertas quedaban abiertas para que cientos de represores juzgados en los últimos años procuraran los mismos beneficios.

La respuesta tenía que oírse alto y claro. Se iban a ir al piso las batallas ganadas contra las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, las cuales garantizaron que los asesinos quedaran sueltos y sus crímenes sin castigo.

Pasarles por encima era un mensaje peligroso. ¿Acaso persisten, en algún sector, los sentimientos fascistas que animaron antes la represión, y están encontrando amparo en las nuevas autoridades?

La reacción popular fue inmediata y  tan fuerte que, unas horas antes de concretarse la gran marcha, el Gobierno tomó recaudos. Macri por fin criticó, y se aprobaba en el Congreso un texto con carácter legislativo, para limitar la aplicación de la formalmente nombrada Ley 24.390.

El texto aprobado con toda urgencia el martes en la noche por los diputados, y en la mañana del miércoles por el Senado, reza que la 2x1 «no es aplicable a conductas delictivas que encuadren en los delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra».

Supuestamente, queda salvado el peligro de que, gracias a esa disposición, los asesinos estén otra vez afuera. Pero puede que persistan las preocupaciones en torno al alerta que ha significado la conmutación de la pena a Muiña, ejecutada por el voto de tres de los cinco jueces que integran la Corte Suprema de Justicia. ¿Así andan las cosas?

También llama la atención que Macri no se pronunciara durante los siete días telúricos entre la aplicación de la ley y su blindaje por el Congreso, a todo correr y quizá por el enojo de la gente.

Colmaron la Plaza de Mayo los pañuelos blancos, llevados no solo por Madres y Abuelas, sino por cientos de manifestantes: el Gobierno queda advertido de que no habrá espacios para una impunidad disfrazada de perdón y olvido. Los argentinos están alertados de los retos que aún les pueden aguardar… y han comprobado otra vez todo lo que pueden unidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.