Estado Islámico extiende su tentáculo hasta el Sudeste Asiático

Fuerzas gubernamentales de Filipinas llevan a cabo una operación contra militantes del grupo terrorista Maute, vinculado al Estado Islámico, que asaltaron desde el pasado martes varias zonas en la isla de Mindanao

Autor:

Juventud Rebelde

MANILA, mayo 25.- Fuertes combates se han producido durante las últimas 72 horas en la ciudad de Marawi, de 200 000 habitantes, en el sur de Filipinas, después de que fuerzas de seguridad y militantes del terrorista Estado Islámico (EI) lucharan allí en intensos combates.

El martes el ejército filipino se retiró de la mayor parte de Marawi, lo cual convirtió a esta urbe en la primera ciudad del Sudeste Asiático en caer en manos del EI y de acuerdo con reporteros internacionales al menos medio millar de insurgentes están presentes en la localidad.

Además, los terroristas han capturado la principal prisión de Marawi y liberado a más de 100 presos, muchos de ellos simpatizantes del grupo que podrían unirse a sus filas. Decenas de vehículos militares y armas fueron capturados durante la batalla aunque no ha habido confirmación oficial de estos hechos.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, declaró la ley marcial en la provincia de Mindanao mientras el alcalde pidió al Ejército que envíe refuerzos para intentar un contraataque. Las fuerzas armadas gubernamentales aún controlan la mayoría de bases militares y edificios dentro de Marawi y ha establecido posiciones en los suburbios.

De acuerdo con Russia Today, al menos 21 personas murieron y 31 resultaron heridas en la ciudad de la isla de Mindanao, donde las fuerzas gubernamentales llevan a cabo una operación contra militantes del grupo terrorista Maute, vinculado al Estado Islámico, que asaltaron desde el pasado martes varias zonas de esa jurisdicción.

Según el portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas, el coronel Edgard Arevalo, la cifra de muertos incluye a 13 militantes del grupo, que habían ocupado el hospital y al Ayuntamiento de Marawi. En los enfrentamientos también fallecieron cinco soldados y dos policías, y otros 31 soldados resultaron heridos.

El jefe del Comando de Mindanao Occidental, el teniente general Carlito Galvez, anunció que las fuerzas gubernamentales consiguieron liberar a 78 civiles secuestrados por Maute en un centro médico, donde los terroristas trataban de utilizarlos como escudos humanos.

Duterte, que el martes se encontraba de visita en Rusia, regresó antes de tiempo a Manila tras declarar la ley marcial en todo el archipiélago de Mindanao.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.