Se caldea una crisis

Países árabes enfrentados a Catar plantean condiciones para reanudar relaciones

Autor:

Leonel Nodal

Una lista de 13 demandas a Catar, redactada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin, y dadas a conocer este viernes, incluye el cierre de la cadena de televisión Al Jazeera y la reducción de vínculos con Irán.

Otro de los reclamos exige el cierre de una base militar turca en Catar, lo que fue rechazado de inmediato por el ministro de defensa de Turquía, Fikri Isik, al considerarlo una interferencia en las relaciones entre Ankara y Doha, informó Reuters.

El 5 de este mes, Arabia Saudita, Baréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos anunciaron la ruptura de las relaciones diplomáticas y la suspensión de las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con Catar, tras acusar a Doha de apoyar el terrorismo.

Horas después, se sumaron a la ruptura Libia, Yemen y las Maldivas, recordó la agencia británica.

La crisis entre cuatro de los seis integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) estalló poco después de la parada inicial de Donald Trump en su primer viaje al exterior como presidente de Estados Unidos, que también incluyó a Israel y territorios palestinos ocupados, incluyendo la ciudad de Jerusalén.

En un discurso pronunciado en Arabia Saudita, Trump apuntó a Irán como el villano de la región por su conocido respaldo a la causa palestina y su rechazo a la ocupación israelí, así como su alianza con Siria.

Al conocer la ruptura con Catar y el boicot liderado por Arabia Saudita y sus aliados, el mandatario estadounidense insinuó en un mensaje por Twitter que sus palabras inspiraron aquella acción.

Catar lamentó este bloqueo diplomático calificándolo de «injustificado», y aseguró que todas las acusaciones carecen de fundamento.

Por su parte, el ministro de exterior Mohammed bin Abdulrahman al-Thani dijo el lunes que Catar no negociaría con los cuatro estados a menos que estos levantasen las medidas en su contra.

El Gobierno turco, con el respaldo de su Parlamento, decidió a raíz del boicot enviar refuerzos militares a su base, en demostración de fuerza y respaldo al emirato catarí.

A juicio de un analista de Reuters, las demandas planteadas a Doha por sus adversarios árabes parecen diseñadas para anular la política exterior de Catar, que en las últimas dos décadas ha tenido un peso elevado para un país de tamaño reducido, participando a menudo como intermediario en conflictos en tierras árabes.

«El posicionamiento independiente de Doha, agregó la fuente, incluyendo una actitud abierta hacia Irán y apoyo a grupos islamistas, en concreto, los Hermanos Musulmanes, ha indignado a algunos de sus vecinos, que ven al islamismo político como una amenaza a sus dinastías en el poder», comentó el especialista.

Washington instó a los países árabes que mantienen el diferendo con Catar a que procedan con moderación, reportó Sputniknews, que citó a un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. esta semana

El propio secretario de Estado, Rex Tillerson, en un comunicado difundido el miércoles, dijo que Estados Unidos esperaba que los reclamos a Catar fueran prácticos y realistas.

«La crisis en Catar es el primer fracaso real de la política de EE. UU. en el Golfo Pérsico», afirmó el diplomático Alexandr Aksenionok, miembro del Consejo de Rusia para Asuntos Internacionales.

En su opinión, el conflicto surgió como resultado de las declaraciones anti-Irán hechas en Riad por Trump, lo que fue aprovechado por sus socios y aliados regionales.

A su juicio, refiere Sputniknews, en todo el Oriente Medio, incluido el Golfo Arábigo-Pérsico, se observa una tendencia peligrosa consistente en que las grandes potencias no regionales se convierten en rehenes de los intereses y las ambiciones egoístas de los actores regionales, cuyo protagonismo en los conflictos locales aumentó considerablemente en los últimos años.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.