Visita fiscal general de EEUU su prisión en Guantánamo

Ian Prior, uno de los portavoces del Departamento de Justicia, especificó que Jeff Sessions y su número dos, Rod Rosenstein, tenían previsto reunirse con el personal y obtener información «actualizada» de las operaciones

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 7.— El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, visitó la cárcel de la base militar en el territorio cubano ilegalmente ocupado de Guantánamo, para mostrar su apoyo al uso de esas instalaciones en el futuro.

Esta aseveración fue hecha a EFE por Ian Prior, uno de los portavoces del Departamento de Justicia, quien especificó que Sessions y su número dos, Rod Rosenstein, tenían previsto reunirse con el personal y obtener información «actualizada» de las operaciones.

AFP apuntó que también participa en la visita el director nacional de Inteligencia Dan Coats, cuyo vocero, Timothy Barrett, explicó que la finalidad del viaje «es obtener conocimiento sobre las operaciones en curso al hablar con la gente que está en el terreno».

«Los recientes ataques en Europa y en otros lugares confirman que la amenaza a nuestra nación es inmediata y real, y todavía es esencial que usemos todas las herramientas disponibles para prevenir cuantos ataques sean posibles», dijo Prior, citado por EFE, para justificar la permanencia del campo de concentración y de tortura de sospechosos de terrorismo desde que Washington iniciara la intervención y ocupación de Afganistán e Irak durante la administración de George W. Bush, el hijo.

Sessions, uno de los asesores más cercanos al presidente Donald Trump, ya expresó su apoyo al centro de detención en marzo, durante una entrevista con el conservador locutor de radio Hugh Hewitt, agregó EFE. «Es un lugar muy bueno para encerrar a este tipo de criminales peligrosos», dijo entonces Sessions.

El expresidente Barack Obama (2009-2017) prometió cerrar Guantánamo nada más llegar al poder en 2009 y, aunque no pudo cumplir su promesa, consiguió reducir la población carcelaria de 242 a 41 presos con la transferencia de casi dos centenares de individuos a terceros países.

Durante la campaña electoral, Trump se mostró contrario a las liberaciones de presos y, además, prometió mantener y ampliar esa cárcel para llenarla de «tipos malos».

No se sabe si en estos momentos el gobierno estadounidense tiene detenidos en otros países que planea transferir a Guantánamo, y Trump no ha dado muchas pistas sobre qué planea hacer con esta prisión, comentó AFP.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.