Trump quiere más gastos militares y estrena portaviones

Trump viajó este sábado a la estación aeronaval de Norfolk, en el estado de Virginia, para encabezar la puesta en marcha del portaviones USS Gerald R. Ford (CVN 78), que costó más de 13 000 millones de dólares y enfrentó diversos problemas y retrasos en su construcción

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 22.— El presidente Donald Trump exigió este sábado al Congreso aprobar mayores gastos en el área de la defensa, durante la entrega oficial del portaviones de propulsión nuclear Gerald R. Ford, el más caro de la flota de guerra estadounidense.

El mandatario, quien se pronunció contra los recortes en esa área, pidió a los legisladores «hacer su trabajo» y aprobar el presupuesto militar, que prevé un aumento del financiamiento para los uniformados. También criticó lo que consideró como falta de inversión en nuevas tecnologías durante la administración de su predecesor Barack Obama, y un déficit en la preparación militar, dijo PL.

A fines de febrero, la administración Trump pidió al Congreso 54 000 millones de dólares en gastos adicionales en Defensa, para ser incluidos en el presupuesto para el año fiscal 2018. El Pentágono dispone en la actualidad de un presupuesto aproximado de 600 000 millones de dólares.

Trump viajó este sábado a la estación aeronaval de Norfolk, en el estado de Virginia, para encabezar la puesta en marcha del portaviones USS Gerald R. Ford (CVN 78), que costó más de 13 000 millones de dólares y enfrentó diversos problemas y retrasos en su construcción.

Medios especializados destacaron que es la primera vez que la Marina de EE. UU. «estrena» una nueva clase de portaviones en más de 40 años.

Según EFE, el mandatario dijo en su discurso que se trata de «un mensaje para el mundo de 100 000 toneladas (el peso del portaviones): que el poder militar estadounidense es insuperable, y que estamos volviéndonos mayores, mejores y más fuertes cada día bajo mi Gobierno», afirmó.

No faltó algún analista que viera el mensaje al mundo recogido en esa frase del Presidente, quien añadió que el portaviones «es un elemento disuasorio» para evitar que EE. UU. tenga que emprender acciones militares, aunque aclaró que «también asegurará que si llega ese combate», Estados Unidos «ganará, ganará y ganará, nunca perderá», aseguró.

«Cuando se trata de combatir, no queremos una lucha justa, exigimos victoria y tendremos una victoria total, créanme», añadió.

El USS Gerald R. Ford podrá transportar hasta dos escuadrones —diez o 12 unidades— de la versión naval de los nuevos aviones caza F-35 Lightning II, detalló PL, y es el primer integrante de la próxima generación de portaviones de propulsión nuclear. Su construcción comenzó en 2009 y debió terminarse en septiembre de 2015.

En un inicio, su costo se estimó en unos 8 000 millones de dólares. Sin embargo, tras fallas técnicas y postergaciones, el presupuesto final superó los 13 000 millones, sin incluir los 4 700 millones en costos por investigación y desarrollo, lo cual lo convierte en el portaviones más caro de Estados Unidos.

Con su viaje a Norfolk, el presidente Trump dio continuidad a la iniciativa de la administración bautizada como Made in America (Hecho en Estados Unidos), que busca promover productos elaborados en los 50 territorios del país y que comenzó a inicios de esta semana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.