Trump: la Casa (Blanca) por la ventana

Aunque el Presidente se niega a admitirlo, o precisamente por ello, el caos en el trono del mundo es más que evidente

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 31.— El presidente estadounidense, Donald Trump, negó que reine el caos en la Casa Blanca, sacudida por rivalidades internas y donde este lunes asumió el nuevo jefe de gabinete, John Kelly, informó AFP.

«¡No hay caos en CB!», afirmó Trump en Twitter poco antes de tomarle juramento a Kelly, y tras destacar «mejores estadísticas económicas», «desempleo más bajo en 17 años», «aumento de salarios» y «frontera segura».

Kelly, de 67 años, remplaza a Reince Priebus, forzado a retirarse la semana pasada luego del fracaso en el Congreso para derogar la «Obamacare» —reforma sanitaria del expresidente Obama— y tras conocerse una agria disputa interna en el círculo más cercano del actual mandatario.

La suerte de Priebus quedó sellada tras la llegada de Anthony Scaramucci a la Casa Blanca como nuevo jefe de Comunicaciones, pues este último consideraba que Priebus era el principal responsable por la incontenible secuencia de filtraciones a la prensa de datos internos de la Casa Blanca, incluyendo informaciones comprometedoras.

El general Kelly «hará un trabajo espectacular, no tengo dudas, como jefe de gabinete», dijo Trump después de la ceremonia en el Salón Oval. Los republicanos esperan que Kelly, hasta ahora secretario de Seguridad Interior, imponga disciplina en una Casa Blanca considerada por muchos un nido de serpientes.

El jefe de gabinete se encarga de la agenda del presidente, es el funcionario de más alto rango en la Casa Blanca y decide quién tiene acceso al jefe de Estado, pero muchos se preguntan si podrá controlar los tuits de Trump, quien ha parecido alentar las luchas internas entre varias facciones que se disputan el poder en su Gobierno.

Trump acusó la semana pasada a su propio fiscal general, Jeff Sessions, de deslealtad, antes de echar a Priebus. Su tumultuosa administración ha estado marcada por la polémica. Desde que asumió en enero, el multimillonario republicano ha despedido a varios altos funcionarios, entre ellos su asesor de seguridad nacional y el director del FBI, algo sin precedentes en tan poco tiempo de gobierno.

Xinhua refiere otro relevo repentino: «Anthony Scaramucci dejará el cargo de director de comunicaciones de la Casa Blanca. El Sr. Scaramucci considera que es mejor hacer borrón y cuenta nueva para que el jefe de gabinete John Kelly pueda formar su propio equipo. Le deseamos lo mejor», indicó la Casa Blanca a solo diez días de que el aludido fuera nombrado en el cargo por Trump.

Versiones de prensa indican que habría renunciado, pero The New York Times señaló que fue despedido a pedido de Kelly.

Mientras esto ocurre al interior de la Casa Blanca, fuera de ella el índice de aprobación del presidente Trump cayó a un nuevo mínimo en las encuestas de la firma Rasmussen Reports, que le adjudica un respaldo de solo 39 por ciento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.