Sanciones de la ira contra voluntad de millones

Más de ocho millones de venezolanos dijeron sí a la Asamblea Nacional Constituyente y muchos sortearon obstáculos inimaginables para proclamar ante el mundo que son amantes de la paz y la libertad

Autor:

Alina Perera Robbio

CARACAS, Venezuela.— Los más de ocho millones de venezolanos que dijeron sí a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), los episodios de un pueblo que cruzó ríos y montañas, que evadió obstáculos inimaginables para decir al mundo ser amante de la paz y de la libertad, han disparado la amargura de los enemigos de las revoluciones.

Ya el imperio había sancionado a un grupo de dirigentes de la Revolución Bolivariana antes del histórico domingo. Y viendo los resultados de los comicios del 30, molesto por ese diálogo sencillo y del corazón que fluye entre el presidente Nicolás Maduro y su pueblo, el emperador Trump, a través del Departamento del Tesoro de su país, ha querido herir al mandatario obrero con sanciones unilaterales.

Aquí la repercusión no se hizo esperar: se han pronunciado este primero de agosto, en franca actitud de rechazo, la Asociación Bolivariana de Alcaldes de Venezuela —quienes han dicho que «lo mismo da para Venezuela luchar contra Estados Unidos que contra el mundo entero si el mundo entero la ofende». Han alzado su voz el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El «castigo», más que contra un hombre, es contra millones de venezolanos, ha expresado este martes —y así lo publica la página web del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Mippci)—, el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, quien además hizo un llamado a los representantes de la oposición para restituir la mesa de diálogo y así garantizar la paz.

Ante las sanciones impuestas en su contra, Nicolás Maduro declaró este 31 de julio que las mismas son una reacción iracunda de un emperador, por la desobediencia de un pueblo y de su Presidente, quienes decidieron seguir adelante con la ANC. «No obedezco órdenes imperiales —dijo Maduro y como tal lo pública la página web del Miccpi—, no obedezco órdenes de extranjeros, soy un Presidente libre, independiente, pero además antimperialista, (...) me siento orgulloso de ser así».

Ya los 537 constituyentistas elegidos el pasado domingo andan enfrascados en jornadas de intercambio con el pueblo. Este martes, según información de la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), voceros de los pueblos indígenas escogieron a sus ocho representantes ante la ANC, a través de asambleas que como condición primordial respetaron los usos y costumbres de esas comunidades ancestrales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.