Hora crucial para Cuba y los No Alineados

El Canciller cubano reiteró la postura del MNOAL contra el uso de la fuerza y los ataques a la soberanía nacional

Autor:

Juventud Rebelde

NEW YORK, septiembre 20.— Con un llamado a la unidad de sus miembros frente a las amenazas actuales del imperialismo, la guerra y el cambio climático concluyó Bruno Rodríguez Parrilla, ministro cubano de Relaciones Exteriores, su intervención durante la reunión del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL).

«Consideramos que el Movimiento afronta una hora crucial en la que es imposible permanecer callados y es inevitable actuar juntos, en estrecha unidad, por encima de cualquier diferencia; para preservar el Derecho Internacional, la soberanía, la justicia, la seguridad y la prosperidad verdaderas de los países del Sur», dijo el Canciller.

Rodríguez Parrilla abordó el «retroceso en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba» —como se hizo evidente, puntualizó, en el discurso de la víspera del presidente Donald Trump en el Segmento de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU—, así como los daños que provoca el bloqueo a la Isla.

Esta medida «se intensifica y también su aplicación extraterritorial», afirmó el diplomático al tiempo que aseguró que el próximo 1ro. de noviembre se presentará otra vez ante la Asamblea General de Naciones Unidas el proyecto de resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba.

Igualmente, agradeció el apoyo brindado por los países del MNOAL durante estas largas décadas de lucha contra la unilateral política estadounidense e insistió en que «la disposición al diálogo con los EE. UU. es invariable por parte del Gobierno cubano, pero no haremos ninguna concesión en materia de soberanía y asuntos internos».

Cuba se opone a todas las medidas coercitivas unilaterales contra cualquier país, las que son incompatibles con el Derecho Internacional, dañan a los pueblos y contravienen los fundamentos del sistema multilateral, precisó el diplomático.

En tal sentido, valoró ante los presentes la compleja coyuntura internacional actual, donde retos como el cambio climático, el terrorismo, el subdesarrollo y las violaciones a la soberanía de los Estados imponen más que nunca la necesidad del multilateralismo y la cooperación entre los pueblos y Gobiernos.

«El imperialismo norteamericano —consideró el Canciller de Cuba— agudiza sus acciones agresivas para amenazar el derecho a la libre determinación, a la paz y al desarrollo de los Estados miembros de nuestro Movimiento».

Después de haber escuchado el discurso del presidente Donald Trump y su manipulación de los conceptos de soberanía, seguridad y prosperidad, reiteró la prioridad que para Cuba y para el MNOAL tienen los principios de igualdad soberana, integridad territorial y no injerencia en sus asuntos internos, consideró.

«No es posible permanecer neutrales ante la amenaza del uso de la fuerza o el uso de la fuerza contra países No Alineados», afirmó Rodríguez Parrilla, pues la esencia misma del Movimiento implica el «rechazo inequívoco, tajante y directo» a toda forma de imposición mediante la violencia.

Para los NOAL es inaceptable la amenaza de intervención militar o de destrucción contra cualquiera de sus miembros, «aun cuando existan temas en los que habría que reconocer la existencia de opiniones diversas o incluso de diferencias entre nosotros».

Por ello, convocó a la solidaridad con Venezuela y repitió la enérgica condena a «las inaceptables e injustificadas sanciones unilaterales» del Gobierno estadounidense contra la  hermana República Bolivariana, «a las políticas que estimulan la violencia golpista, a la arbitraria e inusitada declaración de ese país como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de Estados Unidos y a las acciones que persiguen el derrocamiento del Gobierno constitucional venezolano y la destrucción de la Revolución Bolivariana y chavista que lidera el presidente Nicolás Maduro Moros».

En esta jornada, el titular cubano firmó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, adoptado el 7 de julio del presente año, en la ceremonia de apertura de este  instrumento legalmente vinculante, que busca el desarme nuclear.  Al igual que Cuba, más de 40 naciones suscribieron el Tratado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.