Hallan a 13 hermanos cautivos por sus padres, algunos encadenados y hambrientos

Las edades de las víctimas van desde los dos años hasta 29, dijo la policía de Perris, en el estado de California

Autor:

Juana Carrasco Martín

Traducción: Juana Carrasco Martín

Una pareja residente en Perris, California, fue acusada de poner en peligro y torturar a menores, luego que el domingo la policía descubrió a 12 de sus hijos encerrados en la casa, algunos encadenados y hambrientos.

Una de las menores, una muchacha de 17 años, logró escapar de la casa en Perris, California, y alertó a las autoridades que sus 12 hermanos y hermanas estaban cautivos de sus padres, según señaló una declaración de la policía.

El Departamento del sheriff del condado de Riverside despachó a los agentes junto con los oficiales del Departamento de Policía de Perris para conocer a la adolescente, quien «parecía tener solamente diez años de edad y estaba demacrada».

Las autoridades fueron a la residecia e interrogaron a los padres, David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49, los que fueron acusados de los cargos de abuso infantil y tortura.

La declaración oficial afirma que las «Investigaciones posteriores revelaron que varios niños estaban encadenados a sus camas con cadenas y candados en un entorno oscuro y maloliente, pero los padres no pudieron proporcionar de inmediato una razón lógica por la que sus hijos fueron restringidos de esa manera».

En la casa encontraron cinco menores, incluso uno de dos años de edad, y siete adultos cuyas edades oscilan entre los 18 y los 29 años, y todos estaban sucios y malnutridos.

Los menores, reportó Huffington Post, fueron llevados para su examen y tratamiento medico al Sistema Hospitalario de la Universidad Riverside y los adultos al Centro Médico Regional Corona.

PRIMERA OPINION MEDICA

Mark Uffer, Presidente Ejecutivo (CEO) y director administrativo del Centro Medico Regional Corona, dijo el martes que los hijos adultos de los Turpin permanecen juntos y confortables, «en un ambiente muy a salvo y seguro, y pienso que esto es lo más importante por ahora».

«Resulta difícil pensar, cuando usted los ve por primera vez, que ellos son adultos, porque son pequeños», dijo Uffer en conferencia de prensa, porque su talla es resultado de la malnutrición.

«Ellos han pasado por un orden muy traumático. Les puedo decir que son muy amistosos, son muy cooperativos, y pienso que están muy esperanzados de que la vida puede ser major para ellos».

Las autoridades le dieron crédito a la muchacha de 17 años que pudo escapar de la casa a  través de una ventana y uso un celular para pedir ayuda, y aunque las investigaciones continúan, no parece haber signos de que los padres eran enfermos mentales.

Ambos padres fueron transportados al Centro de Detención Robert Presley, y cada uno de ellos fue multado por nueve millones de dólares. Mañana jueves deben comparecer ante la corte, reportó Reuters.

Según registros públicos, los Turpin escolarizaban ellos mismos a sus hijos y en las listas del Departamento de Educación del estado de California, David Turpin aparecía como el director del Sandcastle Day School , una escuela privada localizada en la dirección de la casa de los Turpin donde tenían matriculados seis alumnos el pasado año. De acuerdo con una ley del estado, los padres pueden registrar sus escuelas caseras como instituciones privadas.

La madre de David Turpin, Betty, dijo a la CNN que la familia era «altamente respetable» y usualmente tomaban vacaciones, durante las cuales todos los niños eran vestidos de manera igual y debían alinearse de acuerdo a sus edades para mantener el control de cada uno.«Eran muy protectores de los muchachos», dijo Betty Turpin.

LA REACCION DE LOS VECINOS

Los vecinos de la pareja han reaccionado con conmoción y horror ante las noticias, diciendo que nunca tuvieron idea del abuso que presuntamente ocurría dentro de la casa.

Kimberly Milligan, una vecina, declaró al diario The Washington Post, que en más de dos años que ella vivió en la casa contigua a los Turpin rara vez oyó o vió a los niños que, pensaba eran «muy jóvenes —11, 12 o 13 años a lo sumo».

El hijo de Milligan, Robert Perkins, subrayó que los muchachos parecían frágiles y delgados.

«Sabías que algo estaba mal. No tenía mucho sentido», dijo Milligan al Post. «Pero esto es algo completamente diferente».

Otra vecina, Wendy Martínez, dijo a Reuters que solo se comunicó con la familia una vez. Ella estaba pasando por la casa de los Turpins mientras cuatro de los niños estaban poniendo césped en el patio. «Ellos estaban como muy temorosos», dijo de los niños. «Como si nunca hubieran visto antes a otras personas».

Mike Clifford, de 60 años, le dijo a HuffPost que la familia vivía al otro lado de la calle en una casa alquilada en Murrieta, a unas 19 millas al sur de Perris, hace unos años. Rara vez veía a la familia, dijo, pero sí recordaba incidentes que le resultaban extraños a él y a su esposa.

«Solían marchar una y otra vez en círculos en el piso de arriba», dijo sobre los niños. Este comportamiento, que Clifford dijo que vería tarde en la noche cuando llegaba a casa del trabajo, continuó «ante horas».

«Nunca vi más de media docena de ellos al mismo tiempo», agregó Clifford, y algunas veces los vio en el carro junto a sus padres a la 1:00 am. Le sorprendió conocer que eran 13 los muchachos. «Yo pensé que eran solo seis».

La esposa de Clifford encontró a dos de las hijas de los Turpin cuando chequeaban el correo y las describe como «robóticas», pero amistosas.

UNA FAMILIA «FELIZ» EN FACEBOOK

 

En varias de las fotos de familia puestas en la cuenta de Facebook de la pareja, ellos se ven renovando sus votos matrimoniales con la ayuda de un personaje vetido como Elvis Presley.

Se trata de Kent Ripley, quien le dijo a CBS News que el matrimonio, en los años recientes, había renovado sus votos por lo menos tres veces  en la Capilla Elvis, en Las Vegas. La última vez que los vio fue en 2015 y estaban presentes en la ceremonia los 13 muchachos.

Según Ripley comentó a la CBS, los muchachos lucían delgados «pero no excesivamente».

«Pensé que eran muy actives como familia… No pensé que ellos no comían o eran castigados, o algo así», dijo Ripley: «Simplemente se portaron bien. Ellos sonrieron mucho».

Un video de la ceremonia que subieron a YouTube en 2013 muestra a los niños cantando, bailando y cogidos de las manos como una familia cuando sus padres celebraban 28 años de matrimonio.

«Es difícil de creer que la gente para la que actuaba y entretenía y se sentaba y hablaba [antes y después de entretenerlos, que esto podría suceder. Es simplemente, es perturbador, realmente lo es», dijo Ripley.

 

David Allen y Louise Anna Turpin

Casa de Los Turpin 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.