Judicialización de la política amenaza con más arrestos

La solicitud de un habeas corpus preventivo por quien fuera secretario general de la presidencia de Cristina Fernández, revela el temor en Argentina a que se extiendan los arrestos por la causa abierta en torno al llamado Memorándum de Entendimiento con Irán

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, marzo 13.— La solicitud de un habeas corpus preventivo por quien fuera secretario general de la presidencia de Cristina Fernández, Oscar Parrilli, revela el temor en Argentina a que se extiendan los arrestos por la causa abierta en torno al llamado Memorándum de Entendimiento con Irán.

Parrilli presentó el documento la víspera ante sospecha, dijeron medios de prensa locales, de que el juez Claudio Bonadio —quien encabeza la causa en la que también se ha enrolado a Fernández— pudiera privarlo de libertad en los próximos días.

«Hay acciones que tienden a privarme de la libertad ambulatoria, por una serie de elementos que sabemos están ocurriendo en el juzgado», denunció el exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), destaca el sitio Diario Popular.

Parrilli se encuentra procesado sin prisión preventiva en esta causa por presunto encubrimiento de la investigación del atentado de julio de 1994 a la AMIA (la Mutual Israelí-Argentina), que dejó 85 muertos y del que se acusó a Irán. Según sus abogados, dijo, el magistrado «está próximo a ordenar nuevas detenciones».

El exfuncionario denunció que el propósito es «generar una cortina de humo» para desviar la atención de la opinión pública de los problemas de «gobernabilidad» que tiene el ejecutivo.

En el expediente principal, que ya fue elevado a juicio oral, los principales acusados son la expresidenta y actual senadora Cristina Kirchner y el excanciller Héctor Timerman, quien fue apresado y luego liberado, aunque también se ha implicado al exsecretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; la exproductora del Tesoro, Angelina Abbona; el exfuncionario del Ministerio de Justicia, Juan Mena, así como el diputado Andrés Larroque; el exvicecanciller Eduardo Zuain; los dirigentes sociales Jorge Khalil y Luis D’Elía; el agente de inteligencia Alan Bogado y el exfuncionario Fernando Esteche, algunos de ellos en prisión.

La petición de Parrilli este martes ocurre cinco días después de que la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal confirmara el procesamiento y el pedido de detención preventiva para Cristina Fernández por supuesto «encubrimiento agravado, estorbo de un acto funcional y abuso de autoridad» en la investigación del atentado a la AMIA.

Parrilli declaró a Radio La Plata que también «buscan detener a sindicalistas, políticos opositores, entre los que estoy yo, y empresarios, con el fin de distraer a la opinión pública y darle satisfacción a un sector social que los apoya».

La expresidenta, contra la que se han presentado otras causas, alguna por supuesto hecho de corrupción, ha proclamado su inocencia y denunciado que se trata de una persecución política. Hasta ahora, la protege de ir a la cárcel su fuero como senadora. 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.