Puerto Rico es todavía una colonia

La candidata congresional demócrata Alexandria Ocasio-Cortez marcó con un tuit el año del paso destructor del huracán María

Autor:

Juventud Rebelde

NUEVA YORK, septiembre 20.— «Hoy marca un año del huracán María. Un año después, Puerto Rico todavía está en ruinas. Algunas cosas para abogar hoy: PR todavía es una colonia de Estados Unidos. La isla merece una autodeterminación real. Debemos decir eso para arreglarlo». Asi tuiteó este jueves Alexandria Ocasio-Cortez, candidata por el Partido Demócrata a representante al Congreso de Estado Unidos por el distrito 14 de Nueva York.

La joven de 28 años denunció que a pesar de ser «ciudadanos de EE. UU.» esa situación se da en la isla por su estatus de territorio y no de estado, además de que sus ciudadanos carecen de representación en el Congreso y están inhabilitados para votar en las elecciones presidenciales.

Según RT esta no es la primera vez que Ocasio-Cortez critica el estatus político de Borinquen, pues en febrero pasado también tuiteó que los puertorriqueños «han muerto de hambre» debido a una respuesta federal «vergonzosa» a los dos huracanes que devastaron la isla el año pasado, y agregó que el gobierno de Estados Unidos se había «negado» a participar en cualquier discusión sobre su estatus de estado o potencial estadidad, o incluso independencia.

La pasada semana, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, quien aboga por la estadidad del territorio caribeño, también se refirió a la Isla como colonia y dijo que el estatus político en que se encuentra es «discriminatorio y permite el tratamiento desigual de los ciudadanos estadounidenses nacidos en el país».

En una carta al presidente Donald Trump llamó al territorio «la más vieja y más populosa colonia en el mundo» y dijo que el gobierno federal tomó decisiones injustas que enlentecieron la recuperación poshuracán en comparación con la respuesta al desastre dada en «otras jurisdicciones».

Según The New York Times, a un año de la catástrofe, Puerto Rico sigue intentando recuperarse y la migración a Estados Unidos y los conflictos políticos mantienen a la isla en crisis.

Cuando el presidente Trump llegó entonces a San Juan y humilló a los boricuas lanzándoles rollos de papel higiénico, el conteo de muertes dejadas por el huracán era de 16 fallecidos, cifra que la cifra oficial final dejó en 64; sin embargo, un informe publicado en mayo de 2018 en la isla elevó 70 veces el número de víctimas que alcanzó 4 645 defunciones a consecuencia del paso del fenómeno natural y la destrucción provocada, un conteo que abarcó del 20 de septiembre al 31 de diciembre de 2017.

La mayoría de las víctimas fatales causadas por María se debió a la interrupción en los servicios de salud a raíz de los cortes de energía —que duraron largos meses— y el bloqueo o destrucción de carreteras, según el estudio publicado en el diario de medicina The New England Journal of Medicine.

En agosto, Puerto Rico elevó la cifra oficial de fallecidos de 64 a 2 975; pero Trump negó ese registro y declaró que se trataba de una estratagema de los demócratas para hacerlo «lucir tan mal como sea posible», declaraciones que causaron una erupción en los medios sociales en contra del mandatario y de su administración, al que recordaron su respuesta lenta e infectiva ante la crisis humanitaria.

Trump insiste que su administración hizo «un gran trabajo no apreciado», y que él ha sido exitoso en recaudar billones de dólares para ayudar a la reconstrucción de Puerto Rico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.