Otro hombre de la CIA para Cuba y Venezuela

Autor:

Juana Carrasco Martín

Como es de suponer, el anuncio lo hizo el gran jefe de todo el engranaje de 16 agencias de espionaje estadounidenses, John Negroponte. Una nueva posición muy especial ha sido creada por Estados Unidos y apunta con su guerra sucia contra dos países del hemisferio: un director de misión de la CIA para Cuba y Venezuela.

Un viejo lobo de la Agencia Central de Inteligencia, Jack Patrick Maher, ha sido el escogido, al menos hasta que nombren a uno permanente, según dicen los despachos noticiosos, lo que deja entrever que andan muy apuraditos en sus planes de desestabilización. Con sus 32 años de experiencia en el negocio, se convierte en el responsable de supervisar la información recolectada, y el análisis que de ella se haga, también debe llenar los huecos en el espionaje, y poner en su lugar las estrategias de inteligencia, «entre otros deberes».

No tengo la menor duda de que la medida en cuanto a Cuba, tiene mucho que ver con ese capítulo secreto del Plan Bush; respecto a Venezuela, tiene en la mira las próximas elecciones presidenciales y el deseo de desestabilizarlas o rodearlas de violencia. Y si tenemos en cuenta que también existen misiones especiales para Irán y la República Popular Democrática de Corea, se completa un mapa de las agresiones dispuestas por Washington contra aquellos que ponen valladar a sus pretensiones de amo y señor del mundo. Otras tres divisiones están dedicadas al contraterrorismo, la contraproliferación (supongo que de armas) y la contrainteligencia.

Según el director nacional de inteligencia de Estados Unidos, es decir el Negroponte, que se hizo de renombre durante la guerra de baja intensidad causante de miles de muertes en Centroamérica, el cargo de Maher se hace necesario porque «los esfuerzos son críticos hoy día, cuando los hacedores de política tienen que enfocarse incrementadamente en los retos que Cuba y Venezuela causan a la política exterior estadounidense».

Sin embargo, la agencia United Press International citaba al vocero Carlo Kropf para informar que esta designación era una respuesta a «preocupaciones de larga data» sobre la necesidad de mantener un foco estratégico sobre los dos países.

Por lo tanto, el flamante funcionario CIA «será responsable de asegurar que los hacedores de política tengan una amplia gama de inteligencia actualizada y precisa en la que basar sus decisiones».

No hay que ser ducho en estas cuestiones para deducir que Estados Unidos intentará por todos los medios aumentar sus agentes CIA dentro de Cuba y en Venezuela, y tanto en la Isla como en la República Bolivariana deben tener una buena cantera en los que llaman «disidentes» u «oposición» para ser utilizados no solo como agentes de subversión, sino también de espionaje.

La investigadora estadounidense-venezolana Eva Golinger apuntaba al respecto que en su país, desde 2005, la CIA ha incrementado su personal en el 50 por ciento y menciona que ha dedicado especial atención al trabajo con las fuerzas armadas de Venezuela.

En cuanto a Cuba, tras darse a conocer la segunda versión del Plan Bush e ilusionados con la enfermedad temporal del Comandante en Jefe Fidel Castro, desde Miami se apostó al llamado a la rebelión de nuestras Fuerzas Armadas y de nuestro pueblo, pero si se buscan buenos y veraces informantes ya debieran saber que se han cogido el dedo con la puerta.

Sin embargo, la guerra va muy en serio en la intención de intervenir, alterar y destruir a las dos revoluciones que cometen el honroso pecado de servir de ejemplo a todo un continente. No puede negarse que, ateniéndonos a su historial, Jack Patrick Maher es experto en la materia y conoce la región, pues ha servido en los Grupos de Trabajo para Colombia y México, fue jefe de la División de América Latina y el Caribe, así como del Directorado de Inteligencia para el Apoyo Político, y actualmente ocupa el cargo de Oficial de Inteligencia Nacional para el Hemisferio Occidental.

Con razón, comentando la designación de Maher y con su habitual chispa y buen humor, el presidente Hugo Chávez dijo: «Ellos han seleccionado a Jack el Destripador»… pero añadió: «Sea cual sea el plan, los vamos a derrotar», y esa es una declaración que los cubanos endosamos al ciento por ciento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.