Nunca antes

Autor:

Juventud Rebelde

EL pasado 23 de septiembre tuvieron lugar en la ciudad de Washington dos eventos memorables en el desarrollo de la campaña en favor de la libertad de nuestros cinco compatriotas injustamente presos en cárceles estadounidenses por luchar contra el terrorismo: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René.

Nunca antes el movimiento a su favor en Estados Unidos había podido reunir a tantas personas para exigir su inmediata libertad y condenar la política de Estados Unidos que por más de cuatro décadas ha promovido el terrorismo en contra del pueblo cubano y, a la vez, brindado protección e impunidad a los terroristas que desde territorio norteamericano planifican y ejecutan esas malévolas acciones.

Más de 600 personas, provenientes de alrededor de 30 ciudades y estados norteamericanos y Canadá, se dieron cita en la capital federal respondiendo a un llamado del Comité Nacional a Favor de la Libertad de los Cinco de Estados Unidos. Además de Washington, los manifestantes vinieron de Nueva York, Filadelfia, Boston, Los Ángeles, San Francisco, Providence, Albuquerque, Detroit, Chicago y Fort Lauderdale. Como también de los estados de Virginia, Maryland, Ohio, Nueva Jersey, Tennessee, Kentucky, Connecticut y Maine.

Cincuenta y uno fueron cubanos emigrados de Miami pertenecientes a las organizaciones que componen la Alianza Martiana en esa ciudad. Más otras dos cubanas emigradas de Cayo Hueso y otros dos de Tampa. Un total de 54 cubanos que viven en la Florida.

Cada una de esas personas tuvo que pagarse su pasaje, su estancia y otros gastos en Washington, además de perder su salario correspondiente a esos días de trabajo, lo que para muchos de ellos implicó un fuerte sacrificio. Si consideramos en 300 dólares por persona el gasto promedio incurrido por los 51 de nosotros que fuimos de Miami, el total de nuestros gastos es un poquito más de 15 000 dólares, cantidad respetable para personas trabajadoras, estudiantes y jubilados como somos los que fuimos de Miami. Y así pueden estimarse los gastos de los demás que participaron en las actividades en Washington.

Nunca antes había marchado, a carteles y pancartas desplegadas, por tres kilómetros a través de las más céntricas calles de Washington, una ruidosa manifestación de más de 600 personas exigiendo la libertad de los Cinco. Nunca antes se habían congregado frente a las rejas de la Casa Blanca tantos centenares de personas coreando consignas exigiendo la libertad de los Cinco y condenando la política terrorista en contra del pueblo cubano.

Nunca antes se había podido reunir en un mismo panel a oradores de disímiles entendimientos políticos e ideológicos unidos en su exigencia de lograr la libertad de los Cinco y condenar el terrorismo en contra de Cuba, como el que se logró para presidir el simposio que, con la asistencia de un poco más de 300 personas, tuvo lugar en la Universidad George Washington, después de terminada la marcha.

El panel de oradores se compuso de Francisco Letelier, hijo de Orlando Letelier, ex canciller del gobierno chileno presidido por Salvador Allende y figura principal de la oposición en el momento de su muerte, asesinado por orden del dictador Augusto Pinochet y ejecutado por terroristas de la extrema derecha cubano-americana en la misma ciudad de Washington, de lo cual se cumplieron treinta años precisamente el 21 de septiembre de 1976; Livio di Celmo, hermano de Fabio di Celmo, joven italiano asesinado por una bomba terrorista en el hotel Copacabana, en La Habana en septiembre de 1997, por orden del terrorista Luis Posada Carriles; Akbar Mohamed, representante internacional de la Nación del Islam, potente institución de la comunidad afroamericana de Estados Unidos; Wayne Smith, ex jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, quien por largos años ha abogado por un cambio en la política estadounidense hacia Cuba; Heidi Boghosian, presidenta del National Lawyers Guild (Gremio Nacional de Abogados); Saul Landau, politólogo, autor del libro Asesinato en Embassy Row sobre Orlando Letelier; José Pertierra, abogado de la República Bolivariana de Venezuela para la extradición a Venezuela del terrorista Luis Posada Carriles, por su responsabilidad en la voladura del avión de Cubana de Aviación en el cual perecieron 73 civiles inocentes va a ser 30 años este próximo 6 de octubre; Peta Lindsay, universitaria, representante de la Coalición antibélica A.N.S.W.E.R.; Cheryl Labash, representante de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba de Estados Unidos; Gloria La Riva, coordinadora del Comité Nacional de Estados Unidos a Favor de la Libertad de los Cinco; y el que escribe, representando al sector progresista de la comunidad cubana emigrada en Estados Unidos.

Nunca antes un grupo selecto de expertos sobre estas materias, se había pronunciado tan diáfana y elocuentemente sobre las mismas. Fue un acto que conmovió a los presentes.

Fue puesta en evidencia, una vez más, la inocencia de los cinco acusados de conspirar para cometer espionaje en contra de Estados Unidos, así como el crimen que contra ellos el gobierno de Estados Unidos comete al mantenerlos por más de ocho años arbitrariamente encarcelados. Una vez más fue puesta en evidencia la responsabilidad del gobierno de Estados Unidos al promover una política terrorista de Estado en contra del pueblo cubano, y al brindarles protección e impunidad a los terroristas de la derecha cubano-americana radicados en Miami, responsables de ejecutarla.

Ojalá que pronto se cumpla, para la tranquilidad y la paz del mundo, la sentencia incluida en un documento hecho público por la Casa Blanca el 5 septiembre pasado titulado Estrategia de la Seguridad Nacional de Estados Unidos: «Los Estados que amparan y dan ayuda a terroristas son tan culpables como los mismos terroristas, y tendrán que rendir cuenta por sus actos».

*Director de Areítodigital.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.