Límites

Autor:

Raiko Martín

LONDRES.— Han pasado un par de días y aún dura la resaca del apoteósico triunfo del jamaicano Usain Bolt en el hectómetro olímpico, con récord para la competencia incluido.

En lo que a mí corresponde, confieso que ese estado pinta a durarme por el resto de mis días. Valió la pena, y mucho, el «madrugón» para asegurar un puesto de prensa privilegiado, y verle pasar a menos de 15 metros, rumbo a la gloria. Una pasada, como diría un colega español.

Aún sin salir del estupor, todos nos alistamos para una prueba de 200 metros que también promete ser alucinante. Más que en su triunfo, las expectativas se centran ahora en saber hasta dónde Bolt será capaz de extender el límite de la velocidad humana. Quien tenga la respuesta, que lance la primera piedra.

De momento, no son pocos los que, arropados en procedimientos que van desde lo empírico hasta lo científico, han intentado descifrar la interrogante. Si tuviese que elegir entre tantas predicciones consultadas, me inclinaría por el análisis más científico del biomecánico español Xavier Aguado, investigador de la Universidad Castilla-La Mancha. Este experto tomó como referencia sus tres mejores tiempos (9.58 en Berlín, 9.63 ahora aquí y 9.69 en la final olímpica de Beijing 2008), para el análisis de la carrera del pasado domingo en la que Bolt superó en algunos instantes la barrera de los 45 kilómetros por hora.

Los datos obtenidos a través de una cámara superlenta arrojaron que si el jamaicano logra combinar las mejores partes de sus tres grandes finales (la arrancada de Berlín, los primeros 20 metros de Beijing, el tramo entre 20 y 40 metros corrido en la capital alemana, y el resto del trayecto hecho en Londres) redondearía la carrera perfecta con un tiempo de 9.52 segundos. ¡Casi nada!

Más desde el corazón, su entrenador Glen Mills, gurú de la velocidad en la tierra del reggae, asegura que puede mejorar aún en las dos distancias siempre que cumpla dos condiciones: que no sufra ninguna lesión y que se dedique casi religiosamente al deporte. ¡Cuál de las dos más difíciles!

Si mi opinión tuviese algún peso, diría que aún no hemos visto lo mejor que nos puede ofrecer Bolt sobre una pista. Sería muy bueno que nos volviera a regalar otros registros de ensueño. Y si puedo estar presente, ¡mucho mejor!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.