A quejarse a la dirección

Mayra García CardenteyMayra García Cardentey
26 de Noviembre del 2014 22:24:21 CDT

Con la actitud desafiante y un dedo pulgar que incitaba a la trifulca, sonsacó aquella interlocutora con semejante frase: «Si no te gusta, protesta. Las quejas al delegado».

Recrear la escena y el lugar resultan, por demás, un contexto trillado y repetitivo: un mal servicio, y la correspondiente exigencia de derechos por parte del cliente. El hecho queda multiplicado en varios espacios: restaurantes, cafeterías, servicios de transporte, instalaciones variadas…Pocos quedan exentos de verse ante un fenómeno de este tipo. Lo que en realidad consterna es semejante actitud de quien debe procurar una postura ética y de prestancia.

Por supuesto, y sobra decir, que protesté, con la autoridad competente, ante quien debía tomar las decisiones. «En la oficina del director», como incitó, belicosa, la vulgar empleada.

Al mejunje de la situación se unió una frase de mi acompañante que, sin quererlo, confabuló con la reprochable postura: «A la mayoría ni nos escuchan. No importa que patalees; todo queda igual».

Pero de casos y cosas está hecho el mundo… y Cuba también. En medio de una sociedad con todos y para el bien de todos, respuestas como la de la empleada deben ser irrepetibles o al menos bien reprensibles.

La mayor de las responsabilidades la tenemos nosotros mismos. En ocasiones soportamos, pasivamente, los malos tratos, cuestionables servicios, actitudes denigrantes… La necesidad nos ha hecho parir hijos machos, y algunos se conforman con la corriente: «Para qué las quejas, si poco se resuelve».

Y te sirven menos del gramaje, y te irrespetan en la guagua, y te dan el refresco caliente, y te cobran de más, y te maltratan en un servicio que es una conquista de la Revolución, como si solo se tuvieran deberes y nulos derechos que exigir, cual si los productos y prestancias no fueran bien pagados ya sea por bolsillo propio o presupuesto estatal, que sale igual de las arcas del pueblo.

A la sazón, están los administradores que apañan a los malos empleados, los directivos que «salvan» las polémicas formas de sus subordinados, y algunos ciudadanos no confían, no discuten y optan por la actitud de los tres monos sabios (no ver, no oír… callar)

La población asume, por momentos, una posición de tranquila resignación,  ante la transgresión de sus haberes, inamovible ante la violación de derechos ganados con mucho sudor.

Ante tal arraigo perverso de no tomar trabajo en requerir respuestas, inclusive, los que «claudican» y alzan la voz, son ubicados por veces en esa «desagradable especie» de los «protestones», los ridículos, los buscaproblemas. Tal parece, bajo tales eventos, que reclamar lo merecido es herejía.

Los oportunistas también tienen lo suyo, y aprovechan la premura, la carencia, la necesidad de las personas, y las instan desafiantes a la queja, cuando incluso hay momentos que «es eso o nada».

Todavía recuerdo, entonces, aquella frase malsana e irrespetuosa de la empleada, que incitaba, cual trabajadora inmune, a protestar «si me daba la gana». No sé si la mitad de las veces valga la pena, si las respuestas serán las adecuadas o si las medidas oportunas, pero yo, me quejo… y bien.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
  1. 1

    anibal garcia - 27 de Noviembre del 2014 1:11:07 CDT

    me parece que es ud una muy joven persona ,por supuesto periodista tambien ,pero el hecho de que te respeten como cliente ,como persona ,como ser humano no es una conquista de la revolucion ,mas bien yo diria todo lo contrario,pues donde yo vivo nunca se han presentado ninguno de esos problemas ,el lema siempre ha sido el cliente siempre tiene la razon ,y si un cliente da una queja por tu mala actitud como trabajador ,que rara ves puede suceder por que con tu salario cubres casi todas tus necesidadesy hasta algun que otro capricho de vez en cuando,puedes estar seguro que si vuelves a regresar ,no lo vas a encontrar enese trabajo

  2. 2

    Jge - 27 de Noviembre del 2014 5:46:49 CDT

    Buenos días Mayra y foristas. Muy oportuno su artículo y necesario que se le de tratamiento en varios órganos de información. Lo pero de todo es que la población se ha acostumbrado, en la mayoría de los casos, a dejar todo como está o no importarse en buscar sus derechos y está dado, por eso mismo, reclame que no resuelve nada, infelizmente solo pérdida de tiempo.

  3. 3

    Santiago - 27 de Noviembre del 2014 6:38:29 CDT

    Estimada periodista. Tus uintenciones con el articulo son buenas, diria mejor excelente. Pero me da la impresion que pecas de un poco ingenua. ¡Sabes cuantas veces me he quejado y no ha pasado nada?Llega el momento en te te agotas o te agotan y de los infartos no siempre uno se recupera. Porque los que dirijen no se anticipan a las quejas y controlan lo que tienen que controlar y al final hacen su trabajo por el que les pagan. Tenemos millones de inspectores de todo tipo, auditores, tecnico en higiene y no se cuantas figuras decorativas mas cobrando un slario para que nada hagan. No hay que ser espcialista, Basta caminar por las calles para ver lo mal hecho, las cafeterias estatales que con peor higiene no puede estar, el pan que cada dia esta mas malo proque se roban los productos para elaborarlos, los vendedores ambulantes y merolicos que aun no ha cumplido un año la prohibicion de revender prtoductos de las TRD y tienen sus mesas llenas de los mismos ante la vista gorda de los que debieran evitar que eso suceda. Nunca se ha preguntado porque hay determinados sectores donde a pesar de los bajos salarios y las malas condicones de trabajo, no hay plazas vacias, por que cree que esto ocurre. Vea cuantas bodegas, carnucerias , panaderias, cafeterias le falata algun dependiente. Y eso orque sucede cual es el incentivo? No hay pero ciego que el que no quiere ver, y si de acuerdo con UD. Deterremos a los 3 monos sabios pero de los que dirijen.

  4. 4

    El Oriental - 27 de Noviembre del 2014 6:55:49 CDT

    Buen día. Qué bueno estimada periodista que toque este punto, como se dice en Sur América, hablo a calzón quitado y todas esas reflexiones, pero viene la pregunta: ¿porque ocurre esto? ¿A que se debe esto? La respuesta es fácil, a una mentalidad producto del totalitarismo y el autoritarismo , el centralismo , que a acallado el reclamo, esto tiene su ingrediente esencial, el secretismo, la censura, el silenciamiento, y así todo se va volviendo costumbre, los maltratos, la mala atenciones, el miedo a denunciar y a las retaliaciones y finalmente se cae en la resignación y el conformismo, dice un refrán "la culebra se mata por la cabeza y para darle la vuelta a esas cosas, las cosas deben cambiar y desde su raíz, comenzar a ver a las personas como clientes y no como usuarios, el ciudadano tiene el derecho a que se logren esos cambios, lo que hay es que continuar denunciando, educando y darle duro a los serviles y conformistas, para eso se debe hablar con mas libertad de lo contrario estaremos perdiendo el tiempo, ya basta de tantas justificaciones, las soluciones comenzaran cuando reconozcamos nuestros errores internos y dejemos de echarle la culpa a los demás que en nada trae soluciones, los ejemplos deben comenzar por casa. Más vale tarde que nunca y gracias por el aporte con esta denuncia. Tenemos derecho a una sociedad más justa y mejor en donde se respete al ciudadano.

  5. 5

    Alberto - 27 de Noviembre del 2014 7:07:43 CDT

    Bueno periodista lo mismito de ayer, de antier, y desde hace 55 años. Lo mismito, y de vez en cuándo alguien nos llama a reclamar nuestros derechos, y de paso nos convierte en culpables, lo acabo de releer ahora, cosas veredes, nos incitan a reclamar, a buscarnos problemas para resolver el mal servicio pero...intente usted reclamr en serio, vaya a la fiscalia, haga una demanda, es más ¿existe el derecho a hacerla? ¿está regulada por ley?y sí lo está ¿por qué el estado no promueve " a los culpables del mal servicio" a realizarlas? No se engañe, sí abundan tanto esas actitudes que usted describe, esa impunidad del que dice la frase es porque se sabe es inútil, y que nada pasará.El estado "de todos y por el bien de todos" es el verdadero responsable. No me engañen más. Y mientras a quejarse a la dirección, como dice usted que hará, total es inicuo, pero haga otra cosa periodista, haga una demanda, y haga un verdadero trabajo de investigación social ¿la dejarán? o "no es interés de la redacción por cuánto existen asuntos de mayor envergadura" por ejemplo lo que pasó en Tahití la noche de anoche, en que un gajo de una mata de aguacates se cayó y unos gorriones se quedaron sin nidos. O sigamos entreteniéndonos. Mis saludos.

  6. 6

    Fafi - 27 de Noviembre del 2014 8:09:59 CDT

    Mayra, la cadena de corrupción es desde arriba hasta abajo, no se te olvide, por eso te dicen que vayas a quejarte con el director y las quejas no valen nada, es con uno más de los que están en la cosa, con el que protege a los actores que le proporcionan lo mal habido con quien lo mandan a uno.

  7. 7

    Rogelio - 27 de Noviembre del 2014 8:14:01 CDT

    Alo periodista, usted se da cuenta de que tambien son "la poblacion" esas personas que le causan los dolores de cabeza, verdad?

  8. 8

    Nor1 - 27 de Noviembre del 2014 8:20:58 CDT

    igualitarismo. el servidor y el servido. el cliente y el que presta el (mal) servicio. todos somos "usuarios" maltratados y queremos ser clientes bien atendidos y tener la razon. los mecanismos establecidos para resolverlo no funcionan. la apatia ha sido el resultado. un dia hacemos catarsis con una gran revuelta y despues todo a su sitio, la vida sigue igual. el sistema esta diseñado para que asi sea. al empleado no le duele y al empleador no le interesa. hace falta un cambio radical en la proteccion al cliente. se sabe, se reconoce, se piede a gritos, pero nadie de los que puede hacerlo se pronuncia. quizas no conviene. muchas gracias.

  9. 9

    sachiel - 27 de Noviembre del 2014 9:25:00 CDT

    Mayrita, pero¿en sí, de que te quejas? de nada vale generalizar, si usted, periodista de cierta experiencia ya, no expone donde y cómo fueron las cosas, y hasta donde llegó su reclamo oficial, todo cae en el absurdo general de que en todas partes de Cuba pasa lo mismo. Me llama la atención que varios periodistas de diferentes organos hacen alusión al mal y no a sus causa y condiciones, no denuncian en singular sino en plural, y pregunto¿hay miedo a alguna represalia de los denunciados? ¿o no se quiere exponer todo lo sucedido y se torna entonces en una venganza anónima? Tales ejemplos la ciudadania los conoce y si no los atacamos de frente, seguiran ahi, dando quehacer a los honestos y empañando la actitud de los que con verguenza, oyen la frase despectiva:"en todas partes es igual" o "ellos (policia, comercio, panaderia,tiendas, etc)son todos iguales, ninguno sirve para nada".¿Y al final fue a la oficina del Director o administrador, qué le respondió?

  10. 10

    Modesto Reyes Canto - 27 de Noviembre del 2014 9:41:33 CDT

    No es que lo hagas mal, amiga Mayra, pero me gustas más cuando escribes cosas donde siempre demuestras un magnífico sentido de buen humor.No es un regaño ni soy nadie para dartelo, pero retoma tu linea que con esa fué que te conocimos. Mis respetos y saludos: Modesto Reyes Canto.

  11. 11

    ypescalona - 27 de Noviembre del 2014 10:57:02 CDT

    Hay algunos que decimos: mas de lo mismo, los tres monos sabios... Pero la pregunta es: para quien está escrito el artículo, para el pueblo que se ha cansado de reclamar sin resultados? para el que reclama y no ve resultados? para el que nunca reclama? o para los jefes que no ven lo que se reclama?, y por que será que los jefes no ven lo que se reclama? @anibal garcia: buen comentario... y así debería de ser. @Santiago: toda una realidad lo que expresas y de esa forma debería ser... sobre todo la ultima oración. Un saludo a todos

  12. 12

    guarina - 27 de Noviembre del 2014 11:38:26 CDT

    cra periodista usted es muy jovencita, pero hace muchos años cuando en los cines ponian el noticieri icaic estrenaron un documental que se llamaba LA CADENA, es tan actual como el año en que estamos viviendo, quisiera que lo volvieran a pasar por la tele para que cada cual se vea reflejado en el maltrato a la población en cada uno en su puesto de trabajo, esos mismos que reciben el maltrato que también se analicen en su puesto de trabajo y vean como ellos tratan a los que tienen que atender. Y no es que critique tu artículo es un llamado a todos los sque de una manera u otra se comportan.

  13. 13

    karelia - 27 de Noviembre del 2014 12:06:13 CDT

    Es bueno el ejercicio del criterio, creo que el trabajo de la periodista abre las posibilidades del debate, he ahi su mayor valor. Ahora bien, cabria preguntarse en cuanto a este nivel de indefención que en muchos momentos tienen los ciudadanos en nuestro país: cuándo vamos a empezar a emplazar públicamente a directivos, funcionarios o a quien le toque cuando por negligencias manifiestas se daña al pueblo? cuándo la fiscalía enfrentará con el rigor que merecen las violaciones de los derechos ciudadanos en materia, fundamentalmente de los servicios a la población entre otros? Cuándo la prevención efectiva, con agentes de la autoridad velando y protegiendo como debe ser,será una realidad? En no pocas ocasiones trabajos peridisticos que se exponen en la TV hacen alusión a determinados problemas que aquejan a la ciudadanía, sin embargo no vemos el emplazamiento que corresponde ni las preguntas adecuadas en las pocas ocasiones en que algun que otro directivo da la cara a las cámara. No son pocas las ocasiones en que los llamados a trabajar a ser más eficientes y productivos nos deja el sabor amargo de que tal parece que quien siempre tiene la culpa de todos los males y deficiencias es el pueblo. Así lo podrán mandar a quejarse a culquier lugar, da igual si siempre va a suceder lo mismo. Gracias.

  14. 14

    LABALA - 27 de Noviembre del 2014 13:43:26 CDT

    guarina...esa cadena siempre ha existido como bien dices, la diferencia es que en éstos tiempos es más gorda pues ahora hay más cosas en que hacernos daño unos a los otros y si le sumamos que la indolencia anda por las calles como la peor de las epidemias cubanas.... pa´que....pero lo peor de todo es que no aparece un ¨personaje¨ que le ponga fin a esa bestialidad de convivencia, por el contrario cuando llega un personaje es para avivarla con nuevas disposiciones, resoluciones y directivas que muchos se aprenden como los zapaticos de rosas y cuando llegas ante ellos te la recitan hasta sin entenderla....su funcion es desgraciarte el puñetero día.....¿no se acuerdan la cra de ayer que no sabía que exitía un nuevo carné de identidad?..no importa, lo de ella era negarle el pasaje al pobre pinareño....lo de ella era decir NO tuviese lo que tuviese en la mano así fuera una ametralladora....NO es No porque la Ley "·!"·$%&%%& lo dice y fuera, si te gusta bien y si no también...quéjate al Director, al Gerente, al Administador que son los dueños de este país ¿no?....mientras que los mantengan vitalicios poco a poco o mucho a mucho se repartirán los municipios, las provincias con sus leyes y des-leyes....Mayrita, este tema es tan viejo como las pirámides de Egipto, tan actual como que ahora son la 1:40 de la tarde, tan triste como la muerte de John Lennon, Ché, Chaplin, Freddy Mercury y tan dificil de quitar como el ébola.

  15. 15

    Rné - 27 de Noviembre del 2014 15:02:36 CDT

    Estimada periodista Mayra, considero que son muy pocos los cubanos que no hayan sangrado por esta inepta y sorda herida.

  16. 16

    Panchito - 27 de Noviembre del 2014 15:57:02 CDT

    Mayra Por qué no dijiste, el nombre del lugar, el nombre de "la belicosa y vulgar empleada", el nombre del Director, lo que te contestó ese Director? De esa manera nos planteas que reclamemos? Es que acaso tienen INDICADO que no se den esos detalles? Hay miedo? Me parece que el artículo quedó huérfano y en todos los otros que se publican es lo mismo. !que decepción! Sus artículos...también de lo mismo.

  17. 17

    Claudia Nasci - 27 de Noviembre del 2014 16:44:28 CDT

    Al forista aníbal garcia hay que aclararle que la joven periodista Mayra Garcia no se refiere a que el respeto como cliente es una conquista de la Revolucion sino que se hace en un serviço que si lo es y que, digo yo, dificilmente lo tengas donde vives. Ahi es la diferencia.

  18. 18

    Andrés - 27 de Noviembre del 2014 16:54:46 CDT

    Necesaria reflexión Mayra. Tu vivencia la hemos experimentado todos. Y esto es parte de una mezcla entre el conformismo y el empoderamiento mal encausado. Gran parte de nuestro personal de los servicios interpretó el hecho de no tener que ser esclavo de ningún oligarca como la atribución de no respetar a ningún cliente. Esto mezclado con la cultura de la mala calidad nos ha traído hasta la situación desastrosa de hoy.

  19. 19

    ana - 28 de Noviembre del 2014 8:27:29 CDT

    Como usted dice periodista:Reclamar lo merecido es herejìa... y al que le sirva el sayo...!

  20. 20

    Yordanis Carralero Perdomo - 28 de Noviembre del 2014 10:18:50 CDT

    Queja sobre cobro de crédito bancario en Puerto Padre, Las Tunas Uno de los requisitos para extraer un crédito bancario, es ser trabajador. Lunes y miércoles, los días destinados a esa tarea, son laborables. Los clientes no tienen modo de saber cuántos de ellos acudirán en un mismo día al banco popular de ahorro. Los que lleguen después de los diez o doce que serán a atendidos, de entre unos veinte que se presentan, y tengan su centro de trabajo fuera de la ciudad de Puerto Padre, en el mejor de los casos, serán impuntuales a su jornada laboral. El procedimiento se parece a la lista de espera de las terminales, pero con la diferencia de que no hay lista alguna o por lo menos no una organizada por el banco. Quienes llevan la relación de una lista son los propios clientes, que, al igual que los enlistados, bien pudieran no serlo. Esta situación favorece la aparición de ilegalidades basadas en sobornos o chantajes. He oído de una persona qe se dedica a marcar en la cola para recibir dinero a cambio del puesto que ella consigue. Una persona podría pagar a otra para que la otra marque un lugar por ella o podría marcar un puesto y convencer a otra de pagarle por él. Pareciera tratarse de una competencia para medir quién madruga más, en la que los residentes en la ciudad de Puerto Padre tienen indudable ventaja, pero lo cierto es que los clientes se exponen a molestias innecesarias. Sin pensar mucho, se me ocrren dos soluciones. La peor: que el banco haga una lista de espera oficial a la que sólo se permita ingresar con el carné de identidad. La mejor: que cite a los clientes para un horario específico. O de lo contrario, por lo menos, que extienda el plazo de caducidad de los documentos. No obstante, una lista de espera tiene una falla notable: no confidencialidad. El que los clientes porten mucho dinero pone en riesgo su seguridad. El horario de entrega debería entonces informarse al cliente personalmente o en un sobre cellado y reservarse exclusivamente a las identidades correspondientes. El préstamo de créditos es aprobado centralmente en el municipio, podría usarse el propio orden de aprobación como orden para la extracción. Escuché que el precio de un turno de la "lista" era de $50.00 porque suponía pasar una noche en vela y que ahora, porque alguien tuvo que afectar su sueño por dos noches consecutivas, equivale a $100.00. Yo no me pronuncio en contra de las personas que sacan provecho de la situación, sino a favor de un procedimiento justo, centrado en el orden, para que esas personas no sean procedadas por la ley cuando el agravamiento del problema, de continuar a este ritmo, así lo amerite.

del autor

en esta sección