Una escena amorosa

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Mario, Elianis, Cristina, Pedro…, el nombre quizás no importa, su quehacer como pioneros este domingo se resume en pocas palabras y en un gran compromiso: custodiar las urnas. Todos son protagonistas por derecho propio de nuestras elecciones y representan la justeza del proyecto social cubano que defendemos.

Recuerdo cuando me tocó a mí por vez primera. Orgulloso me levanté temprano y vestí presuroso mi uniforme y la pañoleta roja de entonces. Ese día era yo quien apuraba a mi mamá. Con mucha alegría repaso ese momento, al ver este domingo en el colegio por donde voté, uniformados y felices a los «pinos nuevos» de la Revolución.

Sus caritas aparecen radiantes cada vez que un elector deposita su boleta y dicen: «Votó». Es, en fin, una escena amorosa de la tierna generación del futuro que los cubanos conocemos, y llevamos en el corazón, como la mayor muestra de democracia. Este año, son más de un millón de niños y adolescentes de primaria y secundaria, pertenecientes a la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), quienes apoyan las elecciones. De ellos, unos 371 mil pequeños de entre primer y tercer grados participan por primera vez en este ejercicio de plena democracia. Todos son una custodia única y especial.

A diferencia de otros países, en los que son los ejércitos los encargados de este proceso, en Cuba esta responsabilidad los tiene a ellos como protagonistas imprescindibles. No son pocos los que la repiten una y otra vez durante los procesos electorales, hasta que les llega el día de ejercer por vez primera su derecho al voto.

Ese ejército de pioneros da otra vez fe de la transparencia con que en la Mayor de las Antillas, se realizan las elecciones. Así en todos los rincones de Cuba, se respira el entusiasmo entre los más pequeños de casa, quienes disfrutaban por adelantado su rol en este proceso. Se trata de un domingo de mucha luz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.