¡Llegar a los 120! - En Red

¡Llegar a los 120!

Las Tunas y Holguín son las provincias con mayor esperanza de vida al nacer, mientras que La Habana, Artemisa, Mayabeque, Matanzas y Santiago de Cuba tienen los menores índices

Autor:

Mayte María Jiménez

Con un incremento de 0,48 años, la esperanza de vida al nacer para Cuba, en el período 2011-2013, alcanzó el valor de 78,45 años, en comparación con las últimas estadísticas reportadas entre 2005 y 2007, que registraban un 77,97.

Según un informe publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en el último cierre, las mujeres alcanzaron los 80,45 años, mientras que los hombres llegaron a 76,50.

Un tema recurrente en el análisis de los resultados es el diferencial de la esperanza de vida respecto al sexo de la persona. Indican las estadísticas que Cuba presenta un patrón de comportamiento diferente al esperado, pues por lo general el diferencial por sexo en países de baja mortalidad y alta esperanza de vida al nacer supera los cinco años, y en el caso de la Isla para el período 2011-2013 fue de 3,95 años.

De acuerdo con los datos, todos los grupos de edad muestran incrementos en la esperanza de vida que superan los 0,3 años, aunque en los adultos de 75-79 hasta 95-99 el alza es más discreta.

Otro elemento expuesto plantea las diferencias de acuerdo a los territorios. En el estudio, Las Tunas y Holguín resultaron ser las provincias con mayor esperanza de vida al nacer, con más de 79,5 años, ratificando el comportamiento que mostraron en el período 2005-2007.

Acompañan a estos territorios, superando los 79 años pero sin llegar al valor anterior, Villa Clara, Sancti Spíritus, Guantánamo y Pinar del Río.

La provincia de La Habana, igual que en ocasiones anteriores, es la de más baja esperanza de vida al nacer con 77,36 años, seguida por Artemisa, Mayabeque, Matanzas y Santiago de Cuba.

De modo general, describe la ONEI que todas las provincias en el período 2011-2013 experimentaron incrementos en la esperanza de vida al nacer para ambos sexos, con relación al período 2005-2007.

En el caso de los hombres, con la excepción de Santiago de Cuba hubo aumento en todas las provincias, aunque de manera muy ligera en Guantánamo (0,09) y Camagüey (0,17). Las de mayor incremento fueron Pinar del Río (0,79), La Habana (0,75) y Las Tunas (0,68).

Según plantean los estudiosos, la esperanza de vida está dada por una estimación del promedio de años que viviría un grupo de personas, nacidas el mismo año, si los movimientos en la tasa de mortalidad de la región evaluada se mantuvieran constantes.

Este es uno de los indicadores de la calidad de vida más comunes. Algunos economistas han propuesto usarlo para analizar el retorno de la inversión en el capital humano de una región por organismos o instituciones internacionales.

Estas características han hecho que la esperanza de vida sea uno de los indicadores fundamentales seleccionado por Naciones Unidas para medir el desarrollo humano de los países.

Así se prevé que en Cuba, como resultado del comportamiento de la esperanza de vida, no solo las personas que nazcan vivan más años que sus antecesoras, sino también aquellas que empiezan a envejecer en la isla caribeña.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.