La brecha dentro de la brecha digital - Informática

La brecha dentro de la brecha digital

La proliferación de páginas y sitios en la Red, concentrados en una parte de la población mundial, barreras idiomáticas y tecnológicas, profundizan la diferencia digital en el planeta La red al día

Autor:

Amaury E. del Valle
Más de seis millones de búsquedas de diferentes tópicos se producen cada minuto en Internet, cifra que en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos registró un récord de ocho millones de indagaciones on line por minuto.

Estas estadísticas confirman la rapidez de crecimiento en la red de redes de fenómenos como los buscadores, los cuales, junto al acceso móvil a la megaautopista de la información, son las nuevas estrellas de la web.

Sin embargo, estas bondades son compartidas apenas por el 16,7 por ciento del planeta, puesto que de los más de seis mil millones y medio de personas que habitan la Tierra, según datos de la Consultora Nielsen/Ratings, solo algo más de mil millones de individuos (1 086 250 903) tienen acceso a Internet.

Por eso, y aunque la conectividad global ha experimentado grandes adelantos en el año a punto de finalizar, gracias a la puesta en marcha o finalización de varios proyectos de cable submarino, el lanzamiento comercial en varios países de servicios WiMax —o conexión inalámbrica de larga distancia— y el anuncio de instalaciones FTTP (Fiber-To-The-Premises) que aportarán conexiones con velocidad de más de un gigabite, todavía muchos millones de terrícolas jamás se han asomado a una página web.

Preocupante resulta además el escaso o poco desarrollo de nuevos contenidos para la red, temática que ha centrado las discusiones durante cuatro días de los más de tres mil delegados reunidos en Madrid en el Foro de Contenidos Digitales, FICOD 2008.

Durante el evento muchos han señalado que el mayor desafío que hoy enfrenta Internet es no solo llegar a todos, sino ampliar los contenidos y hacerlos más instructivos, para contrarrestar la excesiva publicidad o la proliferación de pornografía y violencia que padece la red.

Incluso se ha discutido mucho sobre los retos que enfrenta este medio de comunicación, que en su momento desplazó a la televisión como principal vía de transmisión de información, y que ahora está abocado a una profunda transformación con la eclosión de la telefonía celular y los dispositivos móviles, los cuales obligan —entre otros factores— a una mayor síntesis de contenido.

Diferencias abismales

Que la llamada «brecha digital» es un hecho, resulta algo reconocido incluso por la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual le dedicó dos cumbres mundiales al tema, sin que hasta ahora los resultados hayan sido muy alentadores.

Las diferencias son tan abismales que según el sitio Internet World Stats, la Unión Europea, con una población estimada de 460 millones de personas, tiene una penetración de Internet del 50,3 por ciento; mientras que América del Sur cuenta con 370 millones de habitantes y la cantidad de personas que tienen acceso a Internet llega a poco más de 57 millones, o sea, apenas el 15,4 por ciento de los individuos.

Más dramáticas aún son las cifras de África, donde existen más de 955 millones de habitantes, pero solo accede a la red de redes el 3,5 por ciento de sus pobladores; o lo que sucede en Australia y Oceanía, con casi 34 millones de habitantes y apenas el 1,5 por ciento con conexión virtual.

Incluso en los idiomas que se utilizan en Internet existen contradicciones muy llamativas, ya que no siempre coinciden las lenguas más habladas del mundo con las más representadas.

Así lo demuestra el hecho de que el idioma más usado en la red de redes sea el inglés, con 430 801 000 usuarios; seguido del chino mandarín, con 376 216 713 usuarios; y posteriormente del español, con 124 714 000 internautas, apenas un pequeño por ciento de los más de 400 millones de personas que lo hablan en todo el planeta.

No obstante, que hablen una lengua no quiere decir que la puedan usar mientras navegan por la red, ya que los números indican que en materia de contenido predominan los generados en inglés, por lo cual muchos cibernautas son obligados casi a adoptar un segundo idioma para acceder a diferentes sitios.

Este es quizá ahora el centro de las discusiones en torno al tema de los contenidos digitales, pues muchos expertos plantean que se está creando una brecha dentro de la brecha, producto de la proliferación de materiales en una lengua ajena a la de quienes tienen conexión, lo cual los condena a otra marginalidad.

Llevar al español, por ejemplo, las animaciones, juegos móviles, redes sociales de última generación, los videojuegos y múltiples sitios ha sido centro de las discusiones del Foro de Contenidos Digitales, FICOD 2008, donde se ha planteado la inmediatez de esta necesidad ante los nuevos horizontes que se abren.

Algunos han sido presentados en el mismo evento, en el cual los participantes han podido conocer Télélibre, la única televisión francesa y europea que se puede ver a través de Internet; o apreciar cómo muchas «marcas» creadas por poderosas empresas contienen ya en las etiquetas dispositivos que permiten seguir a los consumidores para conocer sus gustos y así perfeccionar la mercadotecnia.

Otro de los derroteros parece ser la confluencia de dispositivos en uno solo y a su vez la simplificación de su uso, con el habla como elemento dominante para su manejo, algo demostrado en computadoras expuestas en FICOD 2008.

Traducción on line

La cada vez mayor dependencia de las computadoras para trabajar, el disparo de las compras a través de Internet o la auténtica marea de datos debida a la creciente conectividad, especialmente a través de teléfonos móviles, ha hecho que sea imprescindible simplificar su manejo.

Así lo aseguró en FICOD 2008, Nikesh Arora, vicepresidente del famoso buscador Google, quien explicó que en el futuro, por la gran cantidad de datos acumulados en páginas y sitios web, «viviremos en una “nube” y todos nuestros documentos estarán en ella». Eso impondrá, además, que las búsquedas en la red de contenidos tengan que ser cada vez más precisas, locales, contextuales y visuales.

Todo lo anterior, sin embargo, chocará contra las cada vez más acentuadas barreras idiomáticas que sufre la red, ya que el desbalance de cantidad de información es día a día mayor, a lo cual se une el hecho de que muchos servicios bancarios o de compras, que hoy están en inglés, pierden «clientes» que pudieran usarlos si estuvieran en su idioma.

Por esa razón ahora los esfuerzos se dirigen al campo de la «traducción on line», algo que ha quedado rezagado en el desarrollo de las tecnologías virtuales, y que actualmente comienza a suscitar un interés creciente.

Más allá de las facilidades existentes en software y en algunos dispositivos para traducir palabras, frases o textos completos, todavía esta situación avanza lentamente, y apenas hay algunas tecnologías capaces de traducir a otro idioma un mensaje de audio simultáneamente.

Nikesh Arora reconoció que este será otro campo en el que en el futuro inmediato se verán avances muy importantes. En su conferencia llegó a aventurar que no falta mucho para ver a dos personas hablando por un teléfono móvil, una en español y otra en inglés, y cada una escuchando en su idioma.

«El sistema no es complicado y la mayoría de las tecnologías necesarias ya están desarrolladas», aseguró Arora, quien añadió que se trata solo de convertir la voz en texto, traducir ese texto al otro idioma y viceversa, y a su vez convertir el texto en voz y pasarlo al otro interlocutor.

El mayor impedimento para ello no es la tecnología en sí, sino el hecho de que actualmente la traducción on line se basa en el uso de diccionarios, y por ende transcribe palabra por palabra a otro idioma. Pero con la creciente digitalización de libros traducidos en varios idiomas se podrán poner en marcha máquinas que interpreten frases o párrafos enteros.

De hecho Arora reconoció que su empresa ya trabaja en una aplicación pionera de este tipo, la cual estaría disponible en su programa Google Talk, mediante el cual dos personas en el futuro podrían mantener una conversación en vivo on line, cada cual escribiendo en su propio idioma.

Es posible que ni siquiera este tipo de utilidades en traducción basten para manejar la cantidad de información que cada día ingresa en Internet, gran parte de ella sin utilidad alguna y que queda almacenada en «sitios muertos».

Solo en 2007, por citar un ejemplo, se crearon 80 exabites de información virtual (1 exabite = 1 024 terabite; 1 terabite = 1 024 gigabite; 1 gigabite = 1 024 megabite). Google, por su parte, cada día indexa tanta información como la contenida en la biblioteca del Congreso de los EE.UU., una cantidad inabarcable.

Ante eso se desarrollan alternativas como las redes locales de contenidos, que poseen documentos educativos y útiles de todo tipo, las cuales son una doble solución a los problemas de conectividad y a la avalancha de información chatarra que predomina en la red.

La red al día

UN PROGRAMA INFORMÁTICO PERMITE DESCUBRIR CRÁTERES DE METEORITOS que han impactado en la Tierra, pero que están escondidos por el paisaje o la vegetación. Desarrollada por investigadores de la Universidad de Alberta, Estados Unidos, la tecnología pretende encontrar cientos de cráteres de meteoritos que en todo el mundo están escondidos detrás de los árboles, pero que fueron fotografiados sin saberse durante expediciones aéreas... EL MERCADO DE LAS CÁMARAS DIGITALES PODRÍA CAER producto de la recesión económica mundial, aseguró a la prensa Tsuneji Uchida, el presidente de la productora Canon, quien explicó que la desaceleración económica ha comenzado a afectar las ventas de cámaras digitales réflex de lente única y las previsiones apuntan a una contracción del mercado en términos de unidades vendidas durante 2009... UN NUEVO CELULAR DE PANTALLA TÁCTIL fue lanzado al mercado por la empresa finlandesa Nokia, la cual aspira a competir con el teléfono táctil iPhone, desarrollado por Google. La empresa, considerada como la primera fabricante mundial de móviles, aseguró que su Nokia 5800 es mucho más resistente y también permite girar los contenidos de horizontal a vertical e incorpora juegos, acceso a música, televisión digital, Internet, correo electrónico y GPS... LA NUEVA TECNOLOGÍA USB 3.0 SALDRÁ A FINALES DE 2009 con nuevos productos como memorias y reproductores de música y video que permitirán una velocidad de copia de 4,8 gigabites por segundo. Esto significa que la SuperSpeed USB teóricamente permitirá copiar un fichero de 25 gigabites en apenas 70 segundos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.