Virgen a los 27 ¿Qué hacer?

Para los hombres es mucho más difícil comenzar una vida sexual y en ocasiones la espera crea situaciones desagradables, pero siempre hay una solución

Autor:

Juventud Rebelde

FK: Por circunstancias de la vida y de mi personalidad, nunca he tenido relaciones. Apenas sé besar. No soy homosexual. Pero me frena la idea de que por mi inexperiencia, ella se dé cuenta de que a mi edad nunca he estado con una mujer. En nuestra cultura, esto significaría que fuera juzgado de la peor manera, sometido a burlas (ella no guardaría el secreto) y no creo eso de que si está enamorada de mí, lo pudiera aceptar. Además, estamos acostumbrados a que siempre sea el hombre el de la iniciativa. Ya he superado barreras: soy mucho más sociable, he vencido el miedo a invitar a una chica, les he declarado mi amor y demás. He intentado, sin resultados, encontrar alguna muchacha virgen o que realmente se enamore de mí. He pensado en el suicidio, pero no creo que sea la salida. No comprendo por qué, si en todos los aspectos de la vida soy normal, tengo que cargar con este problema. Tengo 27 años.

Has hecho bien al escribirnos. También podrías consultar otro psicólogo personalmente para comprender lo que te sucede y elegir tu mejor salida. Ciertamente el suicidio nada ayudaría.

Tienes abundantes ideas para frenarte y ninguna para estimularte a iniciar la vida en pareja. Le pones muchas condiciones difíciles al inicio de una relación. Quizá primero debas definir cuánto deseas intimar con una mujer, aunque no seas homosexual.

Un vínculo amoroso exige disponerse a asumirnos vulnerables e incapaces de controlarlo todo. Tendrás que elegir entre la seguridad que te ofrecen todas tus ideas inhibidoras y las posibilidades de placer inquietante propio de la relación de pareja.

Por otra parte, das por seguro un escenario donde todos saben hacer el amor, pueden evaluar la experiencia del otro y carecen de valores humanos. En verdad, tal generalidad existe en tu fantasía, pero no en la vida real. Eres un ejemplo de ello y podrás percibirlo si miras con otro prisma a tu alrededor.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología y consejera en ITS y VIH /SIDA

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.