Comprender las causas de tus disgustos

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

C.L.: Me molesto por cualquier bobería y discuto frecuentemente con mi novio. Esas discusiones podrían degradar nuestra bella relación. Siento que me quiere y está de más decir que yo también. Él es muy abierto, liberal, y yo estricta. Le reconozco el mérito de la fidelidad hasta el fin, pero es muy cariñoso con sus amistades. Hemos tratado el tema y él me dice que siempre ha sido así, que no lo hace con ninguna intención. Sé que es muy sociable e incapaz de hacerme sentir incómoda. Quisiera que me aconsejara, porque no quiero que la relación se acabe pronto.

Es capaz de molestarte porque continúa actuando igual ante ti, que no evitas molestarte. Quieres imponerle un modo de relacionarse con sus amistades y él se resiste a cambiar cuando persiste en actuar como siempre. Tendrían que encontrar un punto donde ambos puedan tolerar y departir con placer.

Aunque calificas las razones de tu disgusto como boberías sigues irritándote. Por eso me parece imprescindible que logres comprender porqué te sientes tan mal ante el comportamiento de tu novio. Asumes que no te quiere molestar ni traicionar, pero igual te irrita. Entonces, ¿qué significa para ti su modo de actuar? ¿Cómo lo interpretas? ¿Cómo se relaciona con tu historia?

Lo que sentimos ante los demás no concierne solo a sus intenciones, sino a nuestras interpretaciones a partir de lo que hemos aprendido o enfrentado en nuestra vida. Él también tiene su historia y preferencias. Si quieren continuar como pareja deberán ponerse de acuerdo. No se trata de que uno tenga más razón que el otro, sino de ser capaces de transar con el fin de sentirse bien juntos.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.