Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

A.G. Me siento desorientado en el ámbito sexual. A pesar de tener relaciones con chicas, me atraen chicos también. Aparece un tormento tal, que la cabeza se me quiere explotar. Ahora evito salir. En ocasiones he dejado de comunicarme con las personas por este miedo, aunque aparentemente intento estar de maravilla con todos. No sé qué hacer. Me siento extraño. Esto que me sucede no lo sabe nadie y estoy confundido. Tengo 24 años.

Pareciera que el tormento en la cabeza y esos pensamientos excesivos son superiores a cualquier otro malestar que experimentes. Intentas estar de maravillas con todos, pero estás mal contigo mismo. Poco expresas en qué consiste ese tormento, las ideas asociadas a él y ese sentimiento de extrañeza. A ellas deberás volver para ver y entender lo que en verdad sucede.

El encuentro con lo sexual resulta desbordante para mucha gente. En ese ámbito se encuentran con algo de la realidad difícil de atrapar en conceptos previos o con las formas usuales con que se ha mirado el mundo. A veces la experiencia sexual es un llamado a la invención de algo nuevo, al cambio.

Te exhorto a que vayas a consulta, tal como pudiste comunicarte con nosotras. Es importante hablar más de lo que te confunde, sin quedarte solo en el medio de la tormenta. En todos los municipios del país hay profesionales que pudieran ayudarte.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.