Fabrican nanobots para destruir tumores

Las pruebas alfas de la tecnología fueron exitosas en su primer estudio con mamíferos dónde se utilizaron como sujetos ratones afectados por cáncer de mama, melanoma, cáncer de ovario y pulmón

Autor:

Juventud Rebelde

PHOENIX, marzo 14. — Científicos e investigadores de la Universidad de Arizona (ASU), en colaboración con investigadores del Centro Nacional de Nanociencia y Tecnología (NCNST) de la Academia de Ciencias de China, desarrollaron uno de los últimos avances en la nanomedicina al consiguir programar nanobots para buscar y destruir tumores.

El director del Centro de Diseño Molecular y Biomimética de ASU, Hao Yan, están ante el primer sistema robótico de ADN totalmente autónomo, capaz de diseñar fármacos muy precisos y aplicarse en terapias dirigidas contra el cáncer en diferentes tipos de esa dolencia pues «todos los vasos sanguíneos sólidos que se alimentan de tumores son esencialmente iguales».

Las pruebas alfas de la tecnología fueron exitosas en su primer estudio con mamíferos dónde se utilizaron como sujetos ratones afectados por cáncer de mama, melanoma, cáncer de ovario y pulmón.

El funcionamiento del novedoso proceso es posible gracias a lo que se conoce como origami de ADN. Una técnica que muestra cómo el ADN puede plegarse en todo tipo de formas y tamaños a una escala mil veces más pequeña que el ancho de un cabello humano.

El desafío principal al que se enfrentaron los investigadores fue diseñar, construir y controlar cuidadosamente los nanorobots para buscar activamente y destruir tumores cancerosos, sin dañar a las células sanas.

«Los nanobots se pueden programar para transportar cargas moleculares y causar bloqueos en el suministro de sangre tumoral en el sitio, lo que puede provocar la muerte del tejido y reducir el tamaño del tumor», afirma Baoquan Ding, profesor del NCNST.

Cada nanobot está creado de una hoja de origami de ADN plana y rectangular, de 90 nanómetros por 60 nanómetros de tamaño. Una enzima clave para la coagulación de la sangre, llamada trombina, está adherida a la superficie.

Para que los nanorobots solo ataquen a las células cancerosas se incluyó una carga especial en su superficie, llamada aptámero de ADN. Este permite dirigirse específicamente a una proteína, llamada nucleolina, que se produce en grandes cantidades solo en la superficie de las células del tumor, y que no se encuentra en la superficie de las células sanas.

El tratamiento bloqueó el suministro de sangre al tumor y generó daño al tejido tumoral dentro de las primeras 24 horas sin afectar a los tejidos sanos. Después de atacar los tumores, la mayoría de los nanorobots se degradaron del cuerpo después de 24 horas. Los resultados finales mostraron que 3 de cada 8 ratones que recibieron la terapia con nanorobot mostraron una regresión completa de los tumores.

Yan y sus colaboradores aseguran encontrarse mucho más cerca de las aplicaciones médicas reales y prácticas para nueva la tecnología en humanos. El estudio está enfocado en buscar activamente más socios clínicos para desarrollar todo su potencial.

Con información sintetizada del artículo “A DNA nanorobot functions as a cancer therapeutic in response to a molecular trigger in vivo” Nature Biotechnology (2018) DOI: 10.1038/nbt.4071; en el sitio www.muyinteresante.es

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.