Ni expreso ni nada...

Por un elemental respeto a los lectores, esta columna da seguimiento a los casos que se publican aquí, y de vez en cuando se lleva más de una sorpresa, como sucede con el desenlace de las denuncias de Ubén Álvarez Pérez, residente en Chambas, provincia de Ciego de Ávila.

El 7 de abril de 2005, esta sección reflejó la queja de Ubén: hacía unos tres años que a esa localidad se le suspendió el servicio de envío de bultos por ferrocarril llamado «expreso», a consecuencia de problemas de seguridad del local en la Estación Central de ese pueblo.

Ese fue un planteamiento recurrente de los pobladores allí. Se inició la reparación del local, se hicieron compromisos, pero los recursos fueron a cuentagotas. Se proponían fechas de terminación que siempre se aplazaban...

A propósito de esa denuncia, el 22 de abril de 2005 Acuse reflejó la respuesta de la Dirección Provincial de Ferrocarriles de Ciego de Ávila, que analizó autocríticamente la demora, y decidió restablecer el servicio, al tiempo que se comprometía a concluir los trabajos.

Y ahora vuelve a escribirme Ubén para relatar que, luego de restablecido el servicio, la brigada laboró un solo día en la reparación del local.

«Hoy es más crítica la situación —señala. No existe venta de boletos a la población que se traslada por esta vía norte, ni pasajes que se otorgaban para trenes con destino a La Habana por la vía central, y mucho menos el dichoso servicio de expreso.

«El local de venta de los boletines es el cuarto del que fuera jefe de Estación, quien se acogió a la jubilación. El local del «expreso» lo convirtieron en una oficina para el control de los áridos de este territorio, que son trasladados a través del ferrocarril. Y de la reparación, ni hablar. La Estación Central de Chambas hoy es un simple apeadero.

«El jefe de Estación, un compañero pasado en años de servicio, continuó hasta agosto de 2005 esperando, entre otras cosas, por la capacitación de una trabajadora cuya estancia en ese trabajo fue efímera. Ha transcurrido más de un año —recuenta Ubén—, y esta queja no ha dejado de manifestarse. Según mi delegada de circunscripción, que pertenece a la Asamblea Municipal y a la Provincial, este asunto fue tratado personalmente por ella con la Dirección de Transporte a esos niveles: todos hasta ahí; ni los unos ni los otros voltean su cuerpo para ver de frente el problema», señala Ubén.

Evidentemente, según las informaciones de Ubén, se está desarticulando la tradición ferroviaria de Chambas, sin una información consecuente a los pobladores del porqué. Como las personas no manejan las causas, tienen la sensación de que todo ha sido materia de olvido y desentendimiento.

Sería muy oportuno que la Dirección de Ferrocarriles en Ciego de Ávila, que entonces levantó falsas expectativas con su respuesta en torno a un asunto muy específico: el expreso, ahora explique por qué todo se fue a bolina en la Estación Central de esa localidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.