De aniversario en aniversario

He recibido la respuesta de la Dirección Municipal de Vivienda de Baracoa, a la queja publicada aquí el pasado 22 de julio.

Recordemos: entonces, Manuel Machado Ávila narraba la larga espera de su mamá, Pilar Ávila, quien reside en Martí 33, en la Ciudad Primada, allá en la provincia de Guantánamo. En síntesis, con motivo del aniversario 490 de la fundación de Baracoa, que se conmemoró en agosto de 2001, mucho antes se inició un programa local de rehabilitación de frentes y techos de viviendas del centro histórico de la ciudad, entre las cuales estaba la de Pilar.

Pero la obra en casa de la señora un buen día quedó interrumpida, sin explicación alguna. Cargaron con los materiales y no volvieron más.

Pilar fue al gobierno local, allí la remitieron a Conservación de la Vivienda, donde le dijeron que no tenían materiales. Fue a la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV) y le dieron la misma respuesta...

Así pasaron los años, y con motivo del aniversario 495 de la fundación de Baracoa, que se celebraría en agosto de 2006, en noviembre de 2005 se realizó un nuevo levantamiento de las casas pendientes. A los propietarios se les explicó que en el proyecto se incluía la placa, pero dadas las dificultades de recursos, los beneficiarios del programa podrían optar por madera y fibrocén para hacerlo por cuenta propia.

Pilar aceptó, pero tampoco llegó nada. A fines de mayo de 2006, se dirigió a la UMIV, y allí le dijeron que no tenían materiales. En junio lo planteó en la asamblea de rendición de cuentas. Pero nada. Decidió escribir a esta sección.

Ahora el arquitecto Rodni Toirac, director municipal de Vivienda en Baracoa, señala que el programa de rehabilitación por el aniversario 490 se interrumpió por falta de recursos. Y en cuanto al del 495, se les explicó a los beneficiarios «que según la disponibilidad de recursos, se les entregarían para que ellos asumieran la rehabilitación con la participación de la familia, y que la cubierta que recibirían sería de asbesto cemento (fibro)».

Precisa que cuando Pilar se personó en la UMIV solicitando los materiales, aún en esa fecha no habían entrado. Realmente fue el 8 de agosto que fueron a su casa funcionarios de la UMIV y le comunicaron que podía recoger las tejas, las cuales ya tiene en su poder. «Esos materiales entregados, afirma, posibilitaron darle solución a la parte más compleja del inmueble. Este caso sigue abierto y el resto de los problemas serán solucionados paulatinamente, según la disponibilidad de recursos que entren al territorio, y las prioridades del mismo, teniendo en cuenta que las acciones constructivas con vistas al aniversario 495 de la Villa no concluyeron el 15 de agosto, sino que comprenden también los meses que restan».

Agradezco la respuesta. Ojalá nuevos aniversarios de la ciudad no encuentren a Pilar esperando porque se cumpla totalmente lo prometido. Si se ha orientado racionalidad en el impulso a las inversiones en la vivienda, nada más sensato que primero concluir lo que está pendiente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.